Sermones Varios 31
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:10/07/1966
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Gemeindefest
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Reyes 19: 1-8
Skopus:
Varias 31 -1. Könige 19,1-8
(Gemeindefest)
"Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había
hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas.
Entonces envió Jezabel a Elías um mensajero, diciendo: Así
me hagan los dioses, y aun me an~adan, si mañana a estas
horas yo no ha puesto tu persona como la de uno de ellos.
Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su
vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí su
criado.
Y él se fue por el desierto en día de camino, y vino y se
sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta
ya, oh Jehová, quítame la vida pues no soy yo mejor que mis
padres.
Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí
luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. Entonces
él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las
ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a
dormirse.
Y volviéndo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó,
diciendo: Levántate y come, porque largo camino tu resta. Se
levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella
comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb,
el monte de Dios."

Dios ha dado a su profeta el mandamiento de la predicación
de su palabra, como ha dado el mismo mandamiento a nosotros.
Pero, había ya una diferencia en la predicación. Elías
debía predicar especialmente el juicio, destrucción y
muerte, nosotros podemos predicar el evangelio que dice:
DIOS NOS AMA.
Pero el resultado de la predicación de Elías y de hoy es:
No se aceptan el evangelio, la palabra de Dios. Se persiguen
a los mensajeros de Dios.
Elías decía:
"Sólo yo he quedado con la palabra de Dios y me buscan para
quitarme la vida."
¿Por qué entonces se predican todavía hoy la palabra de
Dios?
Para Elías la situación es sin esperanza, para la palabra de
Dios y para sí mismo, por eso el huye.
¿Por qué se deben predicar la palabra de Dios sin frutos?
Hay ya tiempos en que no se quieren oír la palabra, en que
los miembros mismos de la iglesia no creen en el evangelio?
Una predicación sin fruto causa desesperación.
Elías dice:
"Basta ya, oh Dios, quítame la vida."
Lo mismo, pero em extremo, aconteció también en la vida de
Jesucristo, gritando en la cruz:
"Dios mío, Dios mía, ¿por qué me has desamparado?"
Hasta su fin, Jesús no recibió ayuda.
Elías, pero, sí, no solamente para su alma, sino también
para su cuerpo.
En la misma manera, la iglesia recibe siempre, también en
los tiempos sin esperanza, la ayuda de Dios. Dios no deja
sin esperanza a su pueblo.
El quiere que sea predicada su palabra.
Los cristianos somos invitados, no solamente a predicar el
evangelio, sino también a vivir según el evangelio.
Elías encuentra a Dios en una manera nueva y con su palabra,
también nosotros podemos encontrar a Dios en su palabra,
siempre y siempre.
Pensando en este nuestro nuevo templo que será construído
completamente de un día también, debemos orar según nuestro
texto:
Señor, ayuda que tu pueblo se reunirá siempre y siempre en
esta iglesia para recibir consuelo y ánimo y para recibir
los mandados de tu palabra a predicar el evangelio en
nuestro mundo.