TRAUUNG 23
Lugar/Ort:

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Schimpf-Fritzler -spanisch-
Stürtz-Becker -deutsch-
Wolf-Lenz -deutsch-
Usinger- -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Salmo 97: 11 - Psalm 97, 11
Skopus:
Traung 23 -Salmo 97:11
"Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos
de corazón."

En nuestro texto se dice de una luz que alumbra en medio de
la oscuridad, se habla de una alegría que desaloja toda la
tristeza y de toda la aflicción. Y esto deseamos a vosotros,
empezando hoy el matrimonio cristiano, luz en vuestro camino
del matrimonio que está aún en oscuridad.
¡Qué oscuridad! hay en los muchos años de un matrimonio:
enfermedades, miserias, preocupaciones, discordia entre
esposo y esposa.
Pero deseamos a vosotros una luz que es más fuerte que esta
oscuridad.
También deseamos una alegría que brilla en vuestro
matrimonio y que es más fuerte que todas las tristezas y
dificultades y que une el esposo a la esposa.
Esta alegría es juntada con el perdón uno al otro. Como
cristianos sabemos que esta luz y esta alegría no son
solamente deseos píos, sino realidades que Dios quiere
daros.
En la bendición nupcial hoy para vosotros, Dios promete a
vosotros a dar todas las cosas necesarias. Esto es la
significación muy importante de la bendición nupcial. Dios
confirma por su Palabra, utilizar toda su potestad y toda su
riqueza para ayudaros.
Pensando esto, debemos decir que nuestra inteligencia es
demasiada pequeña para comprender esta realidad:
Dios quiere ayudaros.
Ahora solamente es necesario a aceptar esta ayuda de Dios.
La Palabra der Dios dice:
"Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos
de corazón."
¿Qué personas son las que se llaman
"los justos y los rectos de corazón"
y a quienes Dios da su ayuda, siemrpe y siempre?
Estas no son buenas personas en una manera moral.
¿Quién ya es buena? Tampoco son personas muy pías.
Como personas justas y rectas de corazón, la Palabra de Dios
comprende bajo estas personas las que saben que no tienen
nada, que necesitan la ayuda de Dios para poder vivir. Estas
personas saben que con la ayuda de Dios son las más ricas y
sin la ayuda las más pobres personas.
Esperablemente vosotros sois estas personas justas y rectas
de corazón para recibir la bendición de Dios todos los días
de vuestro matrimonio, hasta la muerte.
Entonces la luz y la alegría serán más fuertes que todas las
dificultades.
"Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos
de corazón."