TRAUUNG 19
Lugar/Ort:

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Hatt-Strack
Grasmick-Frickel
Müller-Heinze
Herdt-Stürtz
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Salmo 55: 17 - Psalm 55, 17
Skopus:
Trauung 19 -Salmo 55:17
"Pero yo clamo a Dios, y el Señor me salvará."

El que escribió este versículo, ha vivido experiencias
maravillosas en el pasado. Su deseo ahora es que otras
personas viven las mismas experiencias como el, por eso
tenemos estas palabras también en la Biblia..
¿Qué él experimentó?
Esto que él que pone su confianza únicamente en Dios, nunca
es desilusionado.
Lo mismo nosotros deseamos a Uds., pareja nueva, empezando
hoy su vida matrimonial, queriendo ir, varón y mujer, como
esposos por la vida, vivir juntamente alegría y tristeza,
ayudarse mutuamente y cumplir todas las tareas.
Uds. han anhelada esta vida en el matrimonio y ciertamente
este día de la fiesta de boda es el principio del
cumplimiento de todos sus anhelos de un ser humano en que
Uds. pueden reconocerse.
Pero sabemos que lo que anhelamos, normalmente se cumple en
otra forma que hemos pensado antes.
Así tampoco el camino de Uds. dos como esposos solamemnte
será un camino de alegría y de flores, sino entrarán
tristeza y problemas, tal vez causados por el compañero
querido.
Vendrán también tiempos en que el uno no se siente
comprendido por el otro, en que no podemos poner nuestra
confianza en el otro, porque no somos ángeles, tampoco como
epsosos, los cuales pueden caer muy bajo.
Por eso el texto bíblico dice:
"Pero yo clamo a Dios, y el Señor me salvará,"
y quiere decirles que tenemos una instancia en la vida,
también en la vida matrimonial, en que podemos confiarnos
siempre. Dios no nos desilusiona nunca.
Esta palabra nos invita confiarnos en El, también con los
problemas que pueden entrar en un matrimonio. El les dará a
Uds. en una manera nueva el amor que necesitan siempre y
siempre, para poder superar todas las dificultades y
problemas y miserias y enfermedades.
El, Dios, nuestro Creador y Salvador, espera directamente
que pueda ayudarles, pidiendo únicamente que Uds. hablen con
El.
Por un himno nos es dicho:
"Cuando yo no conozco el camino del futuro,
confío que Tú lo conoces y esta realidad deja
regresar en mi vida alegría y paz."
¿Por qué podemos confiar en Dios en todas las situaciones de
nuestra vida, también como esposos y familia?
No solamente porque el salmista hizo tantas experiencias
maravillosas, sino porque Dios mismo nos da su promesa de
ayuda.
Especialmente la bendición que Uds. dos reciben como
esposos, significa la promesa de la ayuda de Dios a ustedes.
El quiere acompañarles con su ayuda.
Por eso vale la pena que Uds. pidan por esta ayuda, siempre
de nuevo, para que Uds. puedan experimentar lo mismo como el
salmista, confesando:
"Pero yo clamo a Dios, y el, Señor me salvará."