TRAUUNG 16
Lugar/Ort:

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Neuberger-Mohr
Schanzenbach-Hang
Hepp-Tebes
Múñoz-Herdt
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Salmo 27: 1 - Psalm 27, 1
Skopus:
Trauung 16 -Salmo 27:1
"Dios, el Señor, es mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré?
El es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de
atemorizarme?"

Leyendo el Salmo 27 con todos sus versículos, observamos que
el hombre, diciendo nuestra palabra muy fuerte, no vive en
el cielo, sino en medio de este mundo. Conocía las
realidades que causan entre hombres temor, sí, también a sí
mismo con todos sus problemas y debilidades.
Padeciendo bajo las realidades de esta vida, tuvo miedo y
reconociendo a sí mismo, se desanimó. ¿Por qué motivo podía
ser muy fuerte como una piedra ser muy fuerte como una
piedra en un río impetuoso.
El salmista nos da la contestación por el versículo que he
leído y que debe ser la palabra de Dios, acompañándoles en
su vida matrimonial:
"Dios, el Señor, es mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré?
El es la fortaleza de mi vida, ¿de quién he de
atemorizarame?"
Tenía un encuentro personal con su Dios, a quién confiesa
como luz, salvación y fuerza vital y en este encuentro con
Dios desaparecieron todos los temores y todas las
debilidades.
Desde este encuentro pusio únicamente su confianza total en
su Dios. Nunca fue desilusionado por su Creador.
Esta palabra con su fondo real puede ser la palabra concreta
para ustedes, un matrimonio jóven, estando ante Dios,
pidiendo su bendición, quiere decir, su ayuda.
Practicando el contacto personal con el Creador, el cual ha
llevado a ustedes dos en el estado santo de un matrimonio,
les da hoy la promesa de su ayuda en Jesucristo.
En todas las realidades graves de esta vida que vendrán
sobre ustedes, causando temor, Dios quiere ayudarles para
que se cambie tristeza en alegría, temor en confianza
consoladora, sacando todas las debilidades para que Uds.
puedan cumplir sus tareas como esposos.
Poniendo su confianza en Dios, ustedes no serán
desilusionados en su vida matrimonial.
Dios, entonces, será para Uds. luz, salvación y fuerza de
vida, del principio hasta el fin.
Importante, empero, es que ustedes busquen siempre de nuevo
el contacto con El que es su Dios, nuevos contactos por
cultos, por leer la Biblia, por oraciones y por preguntas
concretas de lo que deberán hacer:
"Dios, el Señor, es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
El es la fortaleza de mi vida; ¿ de quién he de
atemorizarme?"