LECT.DIARIAS 1998
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:25/07/1998
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Juan 7: 1-13
Skopus:
Lect.Diarias 1998 -Juan 7:11+12
"Los judíos le buscaban en la fiesta y decían:
¿Dónde estará ese hombre? Y entre la gente muchos estaban
hablando de él. Algunos decían: "Es un hombre bueno", pero
otros decían: "No es bueno, pues engaña a la gente."

La vida de Jesús toca a su fin. Los poderosos del pueblo, de
la religión y de la potencia de ocupación no quieren saber
nada de Él. Tienen miedo. Los unos no le aceptan, porque la
manera y la expresión de la fe que Él practica y anuncia no
tienen una relación estrecha con la fe que ellos practican y
enseñan. Los otros son poderosos que tienen miedo que
Jesucristo proclama su propio poder sobre el pueblo y sobre
el mundo, lo que provocaría disturbios con problemas e
inseguridades que requeriría muchos esfuerzos duros. Todos
ellos quieren anularle.
Hay ya indicios que también muchos del pueblo quieren
ponerse al lado de los enemigos de Jesús. Sus propios
hermanos no aceptan lo que Jesucristo hace y dice. En el
pueblo, empero, aun no se han tomado decisiones sobre su
actuar y hablar. Por eso es comprensible que muchos del
pueblo quieren saber más de Él, por lo posible, por su
propia boca, buscan a Él:
"Dónde está ese hombre?"
Quieren escuchar si es verdad lo que dicen los poderosos y
líderes diferentes sobre ÉL. ¿Es un buen hombre que lucha
por la salvación y por el bien de sus prójimos o es un
hombre que solamente intranquiliza el pueblo y hace
disturbios en el pueblo contra los poderosos y líderes?
Este nuestro relato se realizó ya hace muchos siglos, en el
primer tiempo y en los tiempos hasta hoy. Los hombres han
buscado y hallado a Jesús y recibieron la misma fe como
Jesucristo y han anunciado esta realidad a los hombres de
sus tiempos. La reacción siempre fue la misma. Algunos pocos
aceptaron el mensaje y se llamaron CRISTIANOS, pero muchos
otros no querían y no quieren saber nada de Él. No quieren
recibir la ayuda que Jesucristo ofrece. También hoy la
proclamación del poder de Jesús sobre nosotros y sobre el
mundo por sus testigos, es atacada duramente por los
poderosos.
Importante para nosotros en este tiempo como sus testigos es
buscar siempre de nueve el contacto con este Jesús, para que
Él prepare un futuro mejor, también con nosotros. Ahora
importante es que sabemos dónde podemos encontrarnos con Él,
el cual es el Señor de los cielos y de la tierra.
Esta pregunta quiere ser contestada de cada uno de nosotros:
¿Dónde se puede hallar hoy a Él quien quiere y puede
ayudarnos?