LECT.DIARIAS 1991
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:01/09/1991
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 17: 15-16
Skopus:
Lect.Diarias -Lucas 17:15+16
"Uno de ellos, al verse limpio, regresó alabando a Dios a
grandes voces, y se arrodilló delante de Jesús, inclinándose
hasta el suelo para darle las gracias. Este hombre era de
Samaria."

A pesar de que pensamos, especialmente en tiempos sin
problemas ni dificultades, que no necesitamos ayuda ni de
Dios, ni del prójimo, vienen tiempos sobre nosotros en que
hemos de reconocer que sin ayuda externa estamos perdidos,
abandonados y entregados a la muerte. Toda vida depende de
la ayuda mutua, desde el primer día hasta el último.


Los diez hombres de nuestro texto estaban, por su
enfermedad, en el abismo de su vida, vivos eran parte del
mundo de la muerte, pero en su situación sin consuelo
experimentaron que la ayuda tan necesaria y anhelada estaba
preparada. Y al que tenía esa ayuda en sus manos, le habían
gritado su dolor, y él les devolvió su salud. Vemos que
Jesús no ayuda por hacer milagros espectaculares, sino para
y por instituciones y seres humanos. En este caso, el Señor
se vale de los sacerdotes en Jerusalén, que practicaban la
antigua ciendia médica. De boca de esos idóneos pueden
escuchar que ya están sanos, sus problemas se han terminado.
Son nuevamente parte del mundo vivo.
¿Evaluamosalguna vez lo que hemos recibiudo ya por medio de
hombres de la ciencia médica o de otras ciencias? ¡Cuántas
veces también fuimos salvados del peligro de muerte! Claro
está que Jesús no solamente utiliza la ciencia médica para
ayudarnos, sino que tiene mil maneras. Pero su forma más
común es utilizar otros hombres en favor nuestro.. ¿No es
significativo en nuestro texto que por lo menos uno de de
los cvurados no se olvida de agradecer a su Señor, ya que
sólo el que recibió ayuda de Jesucristo puede ayudar en su
nombre a otros, como agradecimiento?
"Así como tu, Señor,
así como tú nos amas
y nos amas,
así queremos amar."