LECT.DIARIAS 1991
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:31/08/1991
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 17: 12-14
Skopus:
Lect.Diarias 1991 -Lucas 17:12-14
"Jesús llegó a una aldea, donde le salieron al encuentro
diez hombres enfermos de lepra, los cuales se quedaron lejos
de él gritando: -¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!
Cuando Jesús las vio, les dijo: -Vayan a presentarse a los
sacerdotes. Y mientras iban, quedaron limpios de su
enfermedad."

¿Quienes son esos hombres que encontraron a Jesús? Son
personas despreciados y expulsados de la sociedad solo por
su enfermedad. No fueron aceptados en el mundo de los sanos.
Su mundo es el cementerio, el mundo de la muerte. Si
intentaban acercarse al mundo de los vivos, podían ser
apedreados. Aun vivos eran considerados muertos. Hoy, esta
enfermedad ya no asusta, pero siempre aparecen nuevas
enfermedades igualmente temibles. El que padece una de
ellas, vive lo mismo que los enfermos de lepra de aquellos
tiempos, como sucede, por ejemplo con los enfermos del SIDA,
relacionándose también esta enfermedad con culpas
personales. Pero no solamente por enfermedades son
expulsados seres humanos de la sociedad, sino también por no
aceptar la opinión de un grupo mayoritario, o por ser
simpatizantes de otro partido, club de fútbol, religión o
ideología o por ser de otra raza.
En tales situaciones de soledad en que viven su vida indigna
millones de personas, especialmente en el Tercer Mundo, el
desamparo es muy grande; debemos entonces hacer lo que
hicieran estos diez hombres: ir a Jesús, gritarle de manera
que todos pueden escucharlo:
"Jesús, ten compasión de nosotros."
Y el que quiera ver, notará que nuestro Señor está ayudando
indescriptiblemente, como anuncia nuestro texto. El podría
ayudar mucho más, si los que se llaman cristianos,
colaborarían más que hasta hoy en esta obra de ayuda de su
Señor Jesucristo.
"A ti mi voz elevo,
de pena rodeado:
Señor, benigno,
escucha la voz
de mi quebranto.",