LECT.DIARIAS 1985
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:16/03/1985
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Juan 4: 18/ Génesis 3: 8
Skopus:
Lect.Diarias 1985 -1 Juan 4:18; Génesis 3:8
"Donde hay amor no hay miedo. Al contrario, el amor perfecto
echa fuera el miedo. -
El hombre y su mujer corrieron a esconderse de Dios."

Entre los hombres que viven en una relación personal con
Dios diferenciamos dos grupos. El primer grupo reconoce
únicamente a su Creador como El que pide dura e
inexorablemente una obediencia total, como Martín Lutero
primeramente lo pensó, destruyendo al que no cumple
perfectamente lo que El manda. Tal opinión se podría recibir
también por la testificación de Adán y Eva después de la
desobediencia, los cuales se esconden de su Creador por
miedo. Pero el otro grupo sabe más y es caracterizado por el
Nuevo Testamento, en que nos es anunciado que Dios nos dio
en una abundancia sin igual su amor, enviándonos a su Hijo
Jesucristo. Aún el hombre, viviendo en una desobediencia
profunda, es envuelto con este amor, recibiendo el perdón de
su culpa y la posibilidad de encontrar nuevamente a su Dios
con su amor. Este hombre puede practicar este amor en un
mundo de odio y asesinos y hambre. El amor de Dios siempre
es más fuerte que su ira, por eso no necesitamos tener
miedo, sino aprender la práctica de ayuda entre nuestros
prójimos. Así nos acercamos a nuestra perfección. Y una
humanidad es un camino sin salidas espera de nosotros,
cristianos, esta ayuda y con ésta también la entrada de un
nuevo mundo con un futuro feliz y sin miedo.