LECT.DIARIAS 1985
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:14/03/1985
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 9: 1-2/ Isaías 57: 18
Skopus:
Lect.Diarias 1985 -Lucas 9:1+2; Isaías 57:18
"Jesús reunió a sus doce discípulos y los envió a anunciar
el reino de Dios y a sanar a los enfermos. -
He visto su conducta, pero lo sanaré y le daré descanso y
tranquilidad completa. Yo consolaré a los tristes."

Dios, nuestro Creador, tiene una relación permanente con
nosotros, sus criaturas, una relación que de su lado nunca
es suspendida. No podemos huir de El, no obstante nuestras
tentativas. El quiere a ser y es nuestro acompañante, la luz
que ilumina nuestro camino oscuro e indica la dirección en
un futuro mejor. El tiende sus manos de ayuda a nosotros en
el caso de que el camino sea demasiado difícil.
Especialmente el profeta Isaías nos presenta a El que quiere
acompañarnos, ayudando en problemas, dificultades,
necesidades y miserias y liberándonos al fin de todas éstas.
Visiblemente se realizó esta disponibilidad de ayudar
enviándonos a su Hijo Jesucristo, el cual fundó en medio de
este mundo de violencia, de hambre y de padecimientos, su
reinado de paz y alegría y ayuda mutua. El reino del Señor
es para el mundo la única esperanza. Jesucristo llama
también hoy, como hace dos mil años a los discípulos, a
nosotros, para ser sus colaboradores en el acompañamiento y
ayuda de los hombres en sus muchas dificultades. Debemos ser
heraldos del reino de Dios y sus ayudantes en la realización
de este reino. ¿Cumplimos nosotros, como cristianos, estas
tareas en nuestro país, que tanto padece?