LECT.DIARIAS 1985
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:13/03/1985
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Hechos 2: 47/ Ezequiel 34: 11
Skopus:
Lect.Diarias 1985 -Hechos 2:47; Ezequiel 34:11
"Cada día el Señor añadía a la iglesia los que iban siendo
salvos. -
Yo, el Señor, dijo: Yo mismo voy a encargarme del cuidado de
mi rebaño."

Estamos convencidos de que la responsabilidad para este
mundo está en las manos del género humano, autorizada por el
Creador. Podemos ser sus mayordomos sobre esta tierra.
Diciendo y aceptando esto, empero, pensamos con miedo en los
resultados de la realización de esta responsabilidad. Por
nuestra vida diaria, por diarios, radio y televisión
recibimos la impresión de lo que que los hombres padecen por
los hombres en nuestro continente. ¿Pasó realmente en
nuestro país la época de crueldades? Tenemos miedo y
angustia ante lo que vendrá. Hambre y violencia disponen de
la vida humana de hoy. La destrucción del mundo se acercó
muy rápidamente. Tampoco podemos confiar en cristianos como
autoridades mundiales, aunque sabemos de una manera especial
la responsabilidad que tenemos con la creación dada por
Dios. ¿En quién hay que confiar? ¿De quién recibimos
consuelo y esperanza? De Dios viene una luz en nuestro mundo
oscuro. El nos da la certidumbre que aun cuando nosotros
fallamos como sus mayordomos. El mismo toma posesión del
señorío de este mundo. Su Hijo Jesucristo preparó todo. El
llevará a este mundo y a la humanidad a su destino de paz y
felicidad, y si es necesario, por una nueva creación. Este
nuestro Señor Jesucristo llama a nosotros también en su
iglesia para ser colaboradores como dice el texto del Nuevo
Testamento.