LECT.DIARIAS 1984
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:15/12/1984
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Corintios 2: 16/ Daniel 2: 22
Skopus:
Lect.Diarias 1984 -1 Corintios 2:16; Daniel 2:22
"¿Quién conoció la mente del Señor? Mas nosotros tenemos la
mente de Cristo. -
El revela lo profundo y lo escondido."

El profeta Daniel nos da una visión muy profunda de lo que
significa el hecho de que nuestro Dios no solamente es el
Dios del ayer y de hoy, sino también del mañana. En sus
manos está el futuro, el futuro personal, el de nuestro
país, el de nuestro continente y el del mundo entero. El
conoce el fin de nuestro camino hacia un futuro mejor:
Los cielos nuevos y la tierra nueva, en los cuales mora la
justicia.
Y este nuestro Dios nos acaompañó y acompaña en un hombre
concreto: en su Hijo Jesucristo. ¿Por qué es importante
esto? Porque muchos problemas y dificultades entran en
nuestra vida para extraviarnos del camino recto. Jesucristo
quiere estar muy cerca de nosotros con su palabra,
revelándonos dónde hay peligros y dónde gobierna la
oscuridad. Allí él nos muestra los próximos pasos a ir. El
también nos permite reconocer las situaciones históricas en
que vivimos y nos libera de las esclavitudes de este tiempo.
Aceptando el acompañamiento de Jesucristo con su palabra, se
nos dice de qué manera podemos ser colaboradores del Señor
en la preparación de un futuro mejor. Para esta colaboración
también recibiremos de él las fuerzas necesarias. Así
esperamos el último adviento del Señor, "teniendo su mente",
y conociendo "lo profunfo y lo escondido".