LECT.DIARIAS 1983
Lugar/Ort:

Fecha/Datum:11/03/1983
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Isaías: 61: 1-2
Skopus:
Lect.Diarias 1983 -Isaías 61:1+2
"El espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha
consagrado; me ha enviado a dar buenas noticias a los
pobres, a aliviar a los afligidos, a anunciar libertad a los
presos, libertad a los que están en la cárcel, a anunciar el
año favorable del Señor, el día en que nuestro Dios nos
vengará de nuestros enemigos. Me ha enviado a consolar a los
tristes."

Un hombre fue enviado por Dios para cumplir una función muy
importante. Debe consolar a los tristes. Sabemos que un
consuelo real siempre también es acompañado por una ayuda
que posibilita la solución de problemas, la terminación de
una preocupación o la aceptación de una dificultad sin
salidas. ¿Con qué señales de esperanza y ayuda son
acompañadas las palabras de consuelo del profeta para que
tenga fin nuestra tristeza?
1) El consuelo de Dios lo reciben especialmente los pobres y
despreciados.
2) A los afligidos Dios da ánimo y nueva esperanza a través
de hombres de su confianza.
3) El profeta anuncia la liberación de los presos, actuando
a favor de ellos.
4) A los que fueron encerrados en la cárcel porque no han
pagado sus deudas, se les anuncia que Dios mismo se hace
responsable por éstas.
5) Tiene validez en el pueblo de Israel la ley que dice que
todos los que por sus deudas se han vendido como esclavos,
deben ser liberados en el séptimo año.
6) Es confirmada la la voluntad de Dios que en SU DÍA se
realizará un juicio justo sobre todos los seres humanos en
el aspecto de la relación con sus prójimos. Después de
siglos, Jesucristo, el Hijo de Dios, actuó totalmente en el
sentido de este aviso del profeta pidiéndonos imitarle, es
decir, consolar a hombres en dificultades con señales de
ayuda.