Jahreslosungen 06b
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:01/01/1981
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Meroú, 2-1-1982
Grabschental, 10-1-1982
Camarero/Puiggari, 10-1-1982
Castelar, 4-1-1987
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Lema del año 1962
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Nehemías 8: 10
Skopus: Dios nos acompaña.
Jahreslosungen 1962 6a -Nehemias 8:10
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza."

Las primeras horas del nuevo año pasaron. Este año, empero,
tiene muchas horas y días. ¿Qué se realizará aún en este año
nuevo?
En verdad, tenemos muchos planes, deseos e ideas, pero
también muchas inquietudes y angustias.
¿¡Y qué y cuántas cosas no podrán realizarse en el curso de
un año en nuestra vide personal y familar, en un pueblo o en
el mundo?!
En el momento, este nuevo año está ante nosotros como un
libro abierto y blanco. No sabemos con qué este libro será
escrito en el fin de este año que empezó ya.
Esto tiene validez para nuestra vida personal y familiar
como también para nuestro país, la Argentina.
El futuro del mundo está muy oscuro sobre nosotros.
Pero en esta situación es una cosa muy buena meditar la
palabra del libro Nehemís:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza."
Esta palabra no queremos olvidar en este nuevo año. Es muy
importante. Es una palabra de alegría.
Es una invitación para aceptar las cosas pesadas y graves en
nuestra vida, porque son un actuar del lado de Dios en
nuestra vida y en este mundo.
Ninguna persona necesita ser desesperada por sus problemas y
dificultades.
"No estén tristes",
dice nuestro texto.
Se podría decir ahora:
No puede ser verdad esta palabra, no caractizando la
realidad de esta vida y de este mundo.
La persona que escribió esta palabra, talvez no conozca esta
vida y este mundo. muchos piensan.
Pero esto no podemos pensar, porque sabemos que Nehemías
conoce verdaderamente la realidad de este mundo.
Vivía 80 años en el extranjero como prisionero de guerra.
Conocía las miserias y crueldades de tal vida. Como un
anciano regresó de esta prisión a su país.
Por eso, se puede decir que esta palabra de Nehemías no es
la palabra de un soñador o idealista, sino de un realista:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza."
Nehemías, miembro del pueblo de Dios, también conoce otra
realidad que problemas, miserias, enfermedades y crueldades,
conoce la ayuda en medio de todas las preocupaciones, conoce
a Dios mismo.
El, Dios mismo, siempre estaba y está en medio de las
tribulaciones de los hombres. Nunca es el problema nuestro
mayor que el ayudador. Especialmente en el principio de un
año nuevo necesitamos escuchar esta noticia:
Nunca es la miseria nuestra mayor que el ayudador.
Un himno expresa todo esto así:
"Tu guardador es Dios,
no hay temor;
si la angustia es grande]
Dios aún es mayor.
Luz y esperanza es El.
Salva sin tardanza al
que le es fiel."
Sí, lo que Nehemías dijo es verdad:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza."
Pero ahora hemos de decir también:
¡Atención!
Para nosotros es muy importante que no rechazemos la mano de
la ayuda de Dios. Es muy importante no cerrar la puerta de
la ayuda, no retirar nuestra mano, extendida a Dios,
pidiendo su ayuda.
Por eso, estemos al lado de Dios, también en el año 1981.
¿Qué significa estar al lado de Dios?
No más que esto:
Hacer lo que nuestros padres dicieron y hicieron. Hacer lo
que que hemos aprendido en la doctrina de confirmación.
Hacer lo que escuchamos en los cultos.
¿Y qué es esto?
Oir la Palabra de Dios y obedecerlo. Participar en los
cultos de la congregación. Hablar con Dios por nuestras
oraciones. Sacrificar a Dios tiempos, trabajo y dinero.
Hacer todas estas cosas sin murmurar y sin lanzar gemidos
sordos.
El que hace todas estas cosas, murmurando, no es un
cristiano, no es un discípulo del Señor Jesucristo.
Un cristiano actúa con alegría y con un corazón alegre, no
en obligación, sino en libertad.
El que anda por este año 1981, siendo un cristiano alegre,
puede vivir:
Dios es más fuerte que todos mis problemas, angustias y
dificultades y preocupaciones.
Para nosotros, cristianos, esta verdad es una verdad de
alegría, especialmente en el principio de un año nuevo.
Siendo el futuro oscuro, ya pronto se presentará el sol de
la ayuda de Dios en nuestra vida:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza."
Esta palabra es una invitación a nosotros a ser un
cristiano, a andar con Dios por la vida, poner únicamente
nuestra confianza en Dios, también en este año 1981.
Todos los cristianos cansados son invitados a creer en una
manera nueva, para poder recibir perfectamente la ayuda de
Dios:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza".
¿Porqué no estudiamos de memoria esta palabra?, que nos
consuela y exhorta todos los días del año nuevo:
"No estén tristes. La alegría de Dios es fortaleza.