Colosenses 1. gepr. in spanisch
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:13/04/1956
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Colosenses 1, 1-2 ( I )
Skopus: Entrada
Colosenses (1) 1, 1-2 I
"Yo, Pablo, por la voluntad de Dios, soy un apóstol de
Jesucristo, es decir, uno enviado por él. Junto con el
hermano Timoteo, escribo esta carta a nuestros fieles
hermanos en Cristo que están en la ciudad de Colosas y que
pertenecen a Dios. Que Dios nuestro Padre les bendiga y les
dé su paz."

La epístola del apóstol Pablo a los colocenses es una carta
verdadera. Pablo la ha escrito en una situación conocida.
Tiene la misma forma que han tendido todas las cartas en el
tiempo antiguo.
En el principio de ésta, podemos saber primeramente al
remitente y al destinatario y después también los saludos
del uno al otro.
Muy fácil es conocer que el remitente de esta carta es el
apóstol Pablo:
"Yo, Pablo, por la voluntad de Dios, soy un apóstol de
Jesucristo."
¿Quién fue el apóstol Pablo? El Nuevo Testamento nos informa
que fue un hombre muy rigoroso. Fue primeramente muy
rigoroso en su odio contra Jesús y contra la Iglesia de
Jesucristo. Quería destruir a la Iglesia en Jerusalén. Fue
un cómplice del asesinato de Esteban en Jerusalén.
"El, Saulo -más tarde llamado: Pablo- asolaba la Iglesia y
entrando de casa en casa, arrastraba a hombres y mujeres y
los entregaba en la cárcel."
Hasta Damasco quería ir. En los Hechos de los Apóstoles
leemos más así:
"Saulo, entretanto, respirando aún amenazas y muerte contra
los díscipulos del Señor, se llegó al sumo sacerdote, y le
pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si
hallase algunos de este camino, hombres y mujeres, los
trajese atados a Jerusalén."
Cerca de Damasco le apareció personalmente el Señor
Jesucristo, el Señor crucificado y resucitado. Y por este
encuentro se realizó el gran milagro: El Señor Jesucristo
convirtió a Pablo de un enemigo en su apóstol. En verdad, se
puede decir que es el apóstol más grande. Ha predicado el
evangelio de Jesucristo hasta los fines del mundo antiguo.


De esta manera el apóstol Pablo es un sig Yo no soy Don
Pablo o Don Fernando, sino yo hablo a no de la gracia y del
amor de Dios a todos los hombres y también para nosotros.
Jesucristo también nos dice: Yo te perdono tus maldades;tú
eres mi discípulo.


Por eso Pablo sabe que su servicio como apóstol no es
fundado en sus bondades o en sus calificaciones propias como
cristiano, como misionero y como teólogo, sino solamente en
Jesucristo. EL es quién le ha hecho de enemigo, a discípulo
y apóstol. Pablo quiere exponer esta realidad a los
colocenses, la cual es muy importante para él. Pablo no
tiene su cargo como apóstol por sí mismo, sino solamente por
Jesucristo, pero por Jesucristo él tiene verdaderamente este
cargo:
"Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios."
Esto vale también hoy para todos los servicios y todos los
cargos en la Iglesia Cristiana. De la misma manera yo no soy
vuestro pastor, porque tengo calificaciones especiales o sea
muy pío o muy bueno, sino solamente por esto: porque
Jesucristo ha constituido el servicio o el cargo de la
predicación de su -palabra y me ha llamado a desempeñarlo.
Jesús ha prometido hablar a su congregación por boca de sus
discípulos.
Por eso, Pablo dice a los colocenses: Yo no soy Don Pablo o
Don Fernando, sino yo hablo a vosotros como un apóstol de
Jesucristo. Lo que digo, lo he recibido de mi Señor y lo que
yo escribo en esta carta, no lo escribo en mi nombre, sino
en el nombre de mi Señor. Jesucristo mismo escribe a los
colosenses por mí.
También hoy Jesucristo habla a su Iglesia, a su
Congregación, a través del apóstol Pablo. Pero Pablo no es
un apóstol por causa de sus calificaciones o bondades, sino
solamente por la voluntad de Dios. El es quien quería, que
Pablo fuera un discípulo, un apóstol de su Hijo Jesucristo.
Dios mismo, quería que Jesucristo dijera de este hombre:
"Instrumento escojido me es éste, para llevar mi nombre ante
gentiles y reyes, y ante los hijos de Israel; pues yo le
mostraré cuántas cosas se necesarias que sufra por mi
nombre."
Esto podemos leerlo en LOS HECHOS DE LOS APOSTOLES.
Pablo, exponiendo que por sus servios Jesucristo quiere
practicar con potestad en su Iglesia, se presenta como
remitente de la carta:
"Un apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios."
Ademas podemos leer, que aun otro hombre es presentado como
remitente de esta carta:
"Timoteo, nuestro hermano."
¿Quién es Timoteo? Es hijo de un pagano y de una judía de
Listra, en Asia. Por el apóstol Pablo, durante su primer
viaje de misión, Timoteo había escuchado de Jesucristo y
llegó a ser un cristiano, un creyente.
Más tarde, Timoteo recibió de su congregación el mandato de
acompañar al apóstol Pablo durante su segundo viaje de
misión y también de predicar el evangelio de Jesucristo a
los paganos. Por eso, Timoteo es el compañero permanente de
Pablo, el cual le envió a muchas congregaciones con cargos
importantes hasta que por fin Timoteo es el pastor de la
congregación de Efeso.
Muchas veces -en otras cartas- Pablo escribe de la
sinceridad, de la lealtad y del afán de Timoteo. Quién de
nosotros conoce su Biblia, sabe también que el apóstol Pablo
ha escrito dos cartas a Timoteo. En la época, en que Pablo
escribe esta carta a los colosenses, está en la cárcel de
Cesarea; Timoteo se encuentra con él; pues no ha abamdonado
a Pablo en la prisión. Esto se realizó en el verano del año
50 (apróximadamente). Allá Timoteo es el ayudante personal
del apóstol. Los dos -Pablo y Timoteo- se saben unidos en la
fe en Jesucristo por todo el corazón. Según la indicación
del remitente podemos saber que en la fe cristiana es
imposible ensalzar a una persona, tampoco a un apóstol con
el nombre Pablo. Lo importante es, que en la Iglesia
solamente hay hermanas y hermanos. El apóstol Pablo no es
más importante que el ayudante Timoteo. Ambos son hermanos.,
Todos los cristianos son hermanos ante el rostro del Señor
Jesucristo. Ninguno es más grande que el otro. Por eso,
Pablo puede y debe decir de Timoteo:
"Timoteo, nuestro hermano."
En la Iglesia es imposible ensalzar una persona. Pero
también es importante saber que en la Iglesia hay cargos y
servicios diferentes con poderes diferentes.
Hay un apóstol Pablo y un ayudante Timoteo. Pablo y Timoteo
son hermanos, pero solo Pablo tiene el cargo de un apóstol
de Jesucristo con todos los poderes, en cambio Timoteo - no.
De esta manera, Pablo puede escribir que son remitentes:
"Pablo, un apóstol, y Timoteo, nuestro hermano."
Al lado de Pablo se encuentran Timoteo como un hermano en
Jesucristo, pero el primero como apóstol posee un poder
mayor que el segundo. Tenemos algunas epístolas en las que
Pablo no quiere exponer, que tiene el servicio de un
apóstol, sino que es solo un hermano entre los hermanos,
pero aquí en la CARTA A LOS COLOSENSES expone claramente que
es un hombre con poder apóstolico. Esto lo hace porque tiene
que decir un mensaje a los colosenses que puede decir
solamente en el poder de un apóstol de Jesucristo.