3 Monatssprüche bis 1981- 21
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:27/06/1982
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Sent.Mens.Mayo 1981-Monatsspr. Mai 1981
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Colosenses 3: 16 - Kolosser 3, 16
Skopus:
3 Monatsspr. bis 1981 21 -Mayo 1981-Colosenses 3:16
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."

El apóstol Pablo había explicado a los colosenses, según
nuestro capítulo, un secreto, el secreto que el ser humano
por el bautismo va a ser una nueva creación:
"Pasó lo viejo y todo se renueva."
El bautismo es un ejemplo de todo esto que Jesucristo por
sus padecimientos y muerte y resurrección, a favor de
nosotros obró y nos dió.
Por estas expresiones simbólicas nos es dicho que en el
bautismo el ser humano viejo, nuestro ser viejo, muere. Este
viejo ser no pregunta nada por Dios, andando sus propios
caminos, hacia el cumplimiento de sus propios deseos,
anhelos e ideas, sin preguntar por los otros que padecen,
tienen hambre, y están en situaciones sin salidas.
El hombre viejo anda su camino de egoísmo para alcanzar sus
objetivos y si también se destruye el mundo.
El viejo hombre que debe ser matado por el bautismo es
furioso, malo, habla mal contra sus prójimos, miente, vive
en adulterio y está avaro.
Por otros textos bíblicos aún podríamos ampliar este
catálogo. Por el bautismo, por ser un cristianos, muere este
hombre viejo, el cual conoce solamente así mismo y se
realiza la resurrección del nuevo hombre.
Y este ser nuevo puede ser caracterizado así:
En la relación con los otros, el practica misericordia, es
amable, humilde, paciente, sociable y está listo para
perdonar.
El cristiano deja impulsarse por el amor que tiene su modelo
en el amor de Jesucristo. Porque nosotros, cristianos, por
nuestro bautismo, somos resucitados con Jesucristo, el nuevo
hombre gobierna nuestra vida y somos invitados a realizar lo
que este nuevo ser manda.
El que fue bautizado, el que es un cristiano, no actúa
automáticamente como un nuevo hombre, sino el recibió la
posibilidad y capacidad para escuchar y oír la voz del nuevo
hombre y hacer lo que esta voz dice.
Cuanto más vivimos en la cercaníoa de Jesucristo y su
Palabra, tanto más obra por nosotros el nuevo hombre,
practicando lo que significa el amor.
Y en esta realidad quiere indicar nuestro texto de
predicación:
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."
Nosotros, bautizados, nosotros, cristianos, necesitamos, por
eso, la Palabra de Dios en sus formas diferentes, si
aceptamos que el nuevo hombre asume la responsabilidad de
nuestra vida.
El que busca el contacto con esta Palabra de Dios realiza
siempre más por su vida lo que significa ser una nueva
persona, estar en la cercanía de su Señor Jesucristo.
El que descuida y renuncia a este contacto con la Palabra de
Dios, siempre más es gobernado, sí, tiranizado por el viejo
hombre.
Pero, no puede ser esto, dice el apóstol Pablo a los
colosenses, porque Uds. ya por el bautismo han afirmado al
nuevo hombre.
Deben dar al nuevo hombre más autoridad para poder gobernar
mejor sus vidas por el contacto más intensivo con la Palabra
de Dios.
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."
El apóstol Pablo nos dice:
¡Qué tesoro grande y valioso nosotros tenemos en la Palabra
de Dios!
Pensando, por ejemplo, en los Evangelios diferentes y en los
Hechos de los Apóstoles, sabemos que ellos nos anuncian en
muchas maneras lo que recibimos por Jesucristo. Esto basta
para que se renueve nuestro mundo actual que está en
destrucción.
El mensaje de Jesucristo puede hacer nuevamemnte esta vida a
una vida digna para todos los seres humanos.
Y las Epístolas de los Apóstoles, escritas hace casi 2 mil
años, a comunidades concretas, con sus exhortaciones,
consejos, mensajes y consuelos, tienen validez aún hasta
hoy, para nosotros.
También mencionamos el libro del visionario Juan
APOCALIPSIS, donde Jesucristo fortalece y consuela a los
cristianos que son perseguidos por los enemigos de Dios y de
su Iglesia.
Y por el Antiguo Testamento sabemos como Dios ama a su
pueblo antes del tiempo de Cristo, preparándoles para el
obrar de su Hijo.
En todo esto pensamos, escuchando la palabra del apóstol
Pablo:
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."
Hemos de decir aún más para describir la riqueza de la
Palabra de Dios, sabiendo que esta Palabra viene a nosotros
en formas y maneras múltiples, como por ejemplo de una
predicación en el culto o de una meditación bíblica o de una
historia bíblica en la escuela dominical o de una
explicación en la doctrina de confirmación o por leer la
Biblia o un libro devocional o por cantar un himno.
La Palabra de Dios puede venir a nosotros también en la
forma que otro cristioano nos exhorta, castiga o consuela
personalmente.
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."
Abriéndonos siempre más para esta Palabra de Jesús, dice el
apóstol Pablo, siempre más también se forma nuestro nuevo
ser y asume la responsabilidad de nuestra vida con el
resultado que vamos a ser siempre más misericordioso,
amable, paciente, sociable y listo para perdonar.
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría."
En el fin de los 27 años de mis servicios pastorales en esta
congregación GENERAL ALVEAR puedo confesar que me sentí
comprometido a esta Palabra de Dios que quiere cambiarnos en
nuevos seres humanos.
Este es mi deseo que en esta congregación nunca está ausente
esta Palabra y que siempre haya personas, aceptandola y
cambiándose en una nueva creación de Dios.