3 Monatssprüche bis 1981- 07
Lugar/Ort:Grabschental

Fecha/Datum:24/09/1977
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Meroú, 25-9-1977 -spanisch-
Aldea Protestante, 6-11-1977 -spanisch-
Diamante, 13-11-1977 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 13-8-1978 -spanisch-
Crespo, 23-10-1977 -deutsch-
Grabschental, 5-11-1977 -deutsch-
Aldea Protestante, -1978 -deutsch-
Meroú, 2-7-1978 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Sent.Mens. 7-1977 - Monatsspr. Juli 1977
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Hechos 17: 27 - Apostelgesch. 17, 27
Skopus: Lo que significa que Dios está cerca.
3 Monatsspr. bis 1981 7 -Julio 1977-Hechos 17:27
"Dios no está lejos de cada uno de nosotros."

El apóstol Pablo viajó también a Grecia en Europa, para
anunciar y predicar el Evangelio de Jesucristo. Como siempre
hizo esto primeramente en la sinágoga de la congregación
judía, para contar a ellos como los primeros el mensaje
alegre de la salvación de los hombres y del mundo.
Después del contacto con los judíos, Pablo buscó el contacto
con los paganos.
Pero acá en Atena, capital de Grecia, la congregación judía
comprendió solamente pocos miembros, por eso empezó
simultáneamente a predicar en la sinagoga y en la plaza de
esta capital, llamada
"el AERÓPAGO",
a Jesucristo, ayuda para judíos y paganos.
Ahora, según nuestro texto, está en esta plaza.
A los paganos el apóstol no puede anunciar el Evangelio de
Jesucristo en la misma manera como a los judíos, porque los
primeros no saben casi nada de la historia de Dios con este
pueblo, en que también el Hijo de Dios se hizo hombre,
Jesús de Nazaret.
Los paganos no conocen la ley, tampoco su significación.
Por eso el apóstol Pablo empieza su predicación en el
AERÓPAGO con la creación del mundo por Dios.
El nos creó, igual de que pueblos somos o de que religiones.
Nos creó como imágenes de sí mismo, buscando un contacto
estrecho y un diálogo permanente con nosotros, sus
criaturas.
Pero entonces se realizó lo increíble que nosotros, seres
humanos, dependiendo de El, nuestro Creador, no queríamos
saber nada de El, nos hemos apartado de El. Somos huidos de
su presencia.
La señal característica de un mundo, en que el hombre se
separó de su Creador, es que este mundo está en confusión,
sin ver salidas posibles de este, no reconociendo nuestro
camino como criaturas de Dios. Nos hemos apartados de Dios y
con eso también de nuestros prójimos y del mundo de las
plantas y de los animales que no podamos hacer más nuestra
tarea dentro de la creación.
Que esto se realizó, sabe también el pagano, por eso ha
construido en Atenas, capital de Grecia, un templo,
consagrado al Dios desconocido. Y ahora el apóstol Pablo
anuncia a los paganos en Atenas y a nosotros al Dios
desconocido y que este Dios, siendo nuestro Creador, nos
busca nuevamente, se acerca a nosotros por su Hijo
Jesucristo, nacido en Belén.
Este Jesús se hizo nuestro hermano para poder ayudarnos
mejor.
En este Jesús de Nazaret, Dios está junto a cada uno de
nosotros, paganos, judíos y cristianos. En este punto no hay
diferencia entre estos.
Por Jesucristo, el Creador se acercó a todos los hombres en
la misma manera.
Y el apóstol diciendo esta palabra, texto de la predicación:
"Dios no está lejos de cada uno de nosotros. Solamente
necesitamos aceptar hallarnos de El",
testifica que tiene validez hoy para todos nosotros.
Lamentablemente tampoco los que nos llamamos cristianos,
aceptamos seriamente la búsqueda de Dios por Jesucristo.
Siempre de nuevo huimos de nuestro Creador y de su palabra y
de su congregación o iglesia.
Pero hemos de reconocer que nuestro Creador nos halló y
halla a pesar de todo y que la palabra de Pablo también hoy
es verdad:
"Dios no está lejos de cada uno de nosotros."
Pero en esta manera Dios nos halla en y por su juicio sobre
nosotros para que
"no se engañen ustedes nadie, nadie se burla de Dios. Lo que
el hombre siembra, esto también cosechará."
Hemos de padecer las consecuencias de nuestra fuga. Ante
Dios no podemos escondenernos.
¿No es caracterizada nuestra vida humana por angustia y
temor ante el día de manana?
¿No se acerca rápidamente un fin terrible?
Para ser hallado por la ira de Dios, no necesitamos esperar
hasta el tiempo después de la muerte. El juicio de Dios
sobre nosotros normalmente se realiza ya en esta vida.
Tenemos la palabra que dice que ya
"la historia actual de la humanidad es juicio del Creador
sobre ella."
Nuestro mundo en confusión es señal que Dios nos halló en su
ira, no preguntando por lo que siempre aun queremos huir,
que queremos saber nada de El.
De su ira no podemos huir, tampoco de su juicio.
Claramente debemos saber que el mensaje que Dios está cerca
a nosotros en Jesucristo, no quiere ser primeramente un
mensaje de ira o de juicio sino quiere ser un mensaje alegre
como invitación de Dios, para que dejemos hallarnos por su
amor que aceptamos su ayuda en tantas muchas dificultades,
miserias y problemas, como individuos, familias, pueblos o
humanidad total.
El apóstol Pablo escribió en una carta así:
"Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién puede estar contra
nosotros?"
Y un salmista canta:
"Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio
en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la
tierra sea removida."
También aun su castigo y su palabra de juicio tienen la
intención de dejar hallarnos por el amor ayudador de Dios,
de recibir las fuerzas para superar todos los problemas y
dificultades de nuestra vida y del mundo y para realizar
nuestra responsabilidad a favor de la creación. Así
"Dios en nuestro tiempo por Jesucristo no está lejos de cada
uno de nosotros."
¿Han aceptado los paganos en el Aerópago en Atenas en Grecia
este mensaje de Dios, quien es el Creador y quien no está
lejos de nosotros en su amor y ayuda? ¿O debían vivir la ira
y el juicio de El, de quien no pueden huir?
La contestación de estas preguntas también para nosotros y
por nosotros es decisivamente importante.