3 BEERDIGUNG 87
Lugar/Ort:Frau Larossa

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Marcos 5: 36
Skopus:
3 Beerdigung 87 -Marcos 5,36
"Jesucristo dijo: No tengas miedo, cree solamente."

Jaíro, el director de una escuela dominical, expresó su
situación precaria sin esperanza y sin consuelo con las
palabras siguientes:
"Mi hija está muy enferma."
La vida de este padre está totalmente oscurecida. El y los
otros no saben más de una ayuda para su hija enferma.
Muchas veces, ciertamente, también nosotros debíamos y
debemos vivir situaciones semejantes en nuestra situación
familiar y personal.
Sin hechos extraordinarios no hay la posibilidad que pasarán
la oscuridad, el problema o nuestra enfermedad.
De repente, Jaíro, muy pío y religioso, pero sin esperanza,
escucha la noticia:
"Jesús esta acercándose."
Entonces quiere saber más de este Jesús.
Al fin es convencido totalmente que si aún exxiste una ayuda
para su hija, puede darle únicamente este Jesús de Nazaret.
Arrodillándose grita a El:
"Ven a poner tus manos sobre mi hija, para sanarla y para
que viva."
Ésta es una expresión muy fuerte de una fe grande y quiere
repitirse muchas veces también en nuestra vida.
Por lo que el Señor hizo y dijo, como solucionó problemas y
curó enfermedades, muchas personas ya han recibido la
certeza el convencimiento y la fe que Jesucristo es la única
ayuda, también para mí.
Su ayuda es caracterizada por su amor a nosotros.
Pero también en tiempos con señales de una esperanza para
nosotros, se debe experimentar lo que se realizó en la vida
de Jaíro que no se puede ver nada de una ayuda, de una
mejoría de la enfermedad.
Otros preguntan, así mismo se preguntan, como se realizó en
la vida de Job:
"Ahora, ¿dónde está tu Dios?"
también:
Claramente tampoco tu Jesús podía ayudarle, dicen los amigos
de Jaíro y tal vez los nuestros.
En medio de nuestra dudas y tentaciones en el aspecto de una
posibilidad de la ayuda por Jesucristo, Jaíro escucha esta
palabra, con que ya empezó la ayuda:
"No tengas miedo, cree solamente."
Por esta palabra, contra al apariencia, contra las noticias
malas, Jesús le pide a poner su confianza en su ayuda:
"No tengas miedo, cree solamente."
Jesús también nos dice a nosotros esta palabra, a nosotros
con nuestros problemas, miserias, angustias y enfermedades,
en tentaciones y dudas, oscureciendo nuestra vida:
"No tengas miedo, cree solamente."
¿Por qué podemos confiar en Jesucristo?
¿Por qué no necesitamos temernos?
¿Por qué podemos creer en su ayuda?
Porque no solamente Jaíro en nuestra historia no fue
desilusionado, sino tampoco todos los que siguen
verdaderamente a Jesús, tampoco nosotros.
"No tengas miedo, cree solamente."