3 BEERDIGUNG 115
Lugar/Ort:Frau Binder

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
David Schanzenbach
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung: --
Skopus:
3 Beerdigung 115 -Ohne-

Dios hace volver al polvo a los hijos de los hombres y
marchita toda su gloria, por tanto nos humillamos
profundamente en su presencia, en este día de duelo, en que
acaba se sacar de este mundo nuestra hermana que ha llamado
a su presencia para dar cuenta de su vida.
Nosotros confiamos los despojos mortales a la tierra hasta
el día de la resurrección, confiando en la misericordia de
nuestro padre celestial al mismo tiempo su juicio.
Suplicamos al Señor de la vida bendiga para nuestra propia
salvación la solemne advertencia que ha dirigido a todos
nosotros que nos hallamos aquí. rodeados a nuestra difunta.
Nuestro Padre celestial nos recuerda hoy más que nunca lo
poco que es nuestra vida terrestre.
Hoy, más que nunca, él quiere que tengamos presente siempre
que
"a los hombres les es ordenado morir una vez y después sigue
el juicio."
Hoy, de manera particular, Dios nos repite
"aún un poquito y el que ha de venir vendrá y no tardará."
No queremos ser sordos a los llamados de Dios, nuestro
Señor, despreciando su paciencia y la gloria que nos ofrece.
Por el contrario nos sirvan de verdadero y profundo
arrepentimiento, para que resucitemos de la muerte del
pecado a la vida de justicia, para que caminemos durante los
días de nuestra peregrinación terrestre en la presencia de
Dios, en la verdad y en la justicia, como ciudadanos del
cielo y herederos de la vida eterna.
Queremos rogar al Padre de infinitas compasiones, que asista
también y consuele a los afligidos, dándoles conformidad con
su santa voluntad y curando sus heridas con el bálsamo de la
gracia.
(Según el libro de LITURGIA.)