3 BEERDIGUNG 102
Lugar/Ort:Lungrin

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Schwab
Bauer
Frau Wolf



Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Corintios 15: 57
Skopus:
3 Beerdigung 102 -1 Corintios 15:57
"Mas a Dios gracias, que nos da la victoria por el Señor
nuestro Jesucristo."

La fe cristiana verdadera no es una cosa de tristeza, sino
es verdaderamente una cosa de alegría.
Esta alegría es posible porque tengamos a UNO que nos ayuda
en todas las situaciones de nuestra vida: DIOS.
No hay miserias tan grandes que Dios no podría anular.
También en la miseria de la muerte quiere darnos su ayuda.
Pero la alegría más grande es fundada en la realidad que
Dios ha matado a la muerte.
Hace dos mil años, en el cementerio privado de Jerusalén, se
podía escuchar el grito:
"Jesús vive, resucitó de los muertos."
El Señor viviente ha matado a la muerte.
Ahora la muerte no tiene potestad.
Jesucristo, nuestro Señor, es más fuerte.
Jesucristo también es más fuerte que la muerte de nuestra
difunta en este cementerio.
Lo que está allí, no es lo último, las restas de nuestra
difunta, sino señales que vivirán en la resurrección en una
manera nueva, como persona nueva.
¿Todos nosotros tenemos esta fe?
Esta fe significa:
Por morir viviremnos verdaderamente.
¿Qué cantamos en un himno?
"¡Gloria sea a Ti cantado,
por querubines entonado
en arpas de sonora voz!
Penas son y quejas muertas,
y doce perlas son las puertas
de la mansión de nuestro Dios.
Jamás el ojo vio,
ningún oído oyó tanto gozo.
¡A disfrutar id, y a cantar
el Aleluya sin cesar."
Porque se realizó la resurrección de nuestro Señor
Jesucristo de los muertso, no hay una tristeza sin esperanza
o sin consuelo, sino hay la alegría, una alegría que puede
ver ya el destino, el fin de nuestra vida, la vida nueva, la
vida verdadera, en la salvación eterna, cantando ante el
trono de Dios:
"Mas a Dios gracias, que nos da la victoria por el Señor
nuestro Jesucristo."
¿Ha vivido en esta fe de la resurrección nuestra difunta?,
lo que esperamos.
¿Vivimos nosotros en esta fe? Somos invitados.
En el caso que SÍ, podrá entrar en nuestra vida la alegría
de la resurrección.
El Señor resucitado dijo:
"Porque yo vivo, vosotros también viviréis."