3 Außergewöhnliche Gottesd.- 76
Lugar/Ort:Lanus

Fecha/Datum:14/06/1987
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Igl.Ort.Rusa-Semana de Or. por la Unidad
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 22: 24-27
Skopus: La tarea de la Iglesia significa SERVIR.
3 Außergew. Gottesd. 76 -Ökumene-Lucas 22:24-27
"Los discípulos tuvieron una discusión sobre cuál de ellos
debía ser considerado el más importante. Jesús les dijo:
Entre los paganos, los reyes gobiernan con tiranía a sus
súbditos, y de los jefes se dice que son hombres que hacen
el bien. Pero ustedes no deben ser así. Al contrario, el más
importante entre ustedes tiene que hacerse como el más
joven, y el que manda tiene que hacerse como el que sirve.
Pues ¿quién es más importante, el que se sienta a la mesa a
comer o el que sirve? ¿Acaso no lo es que se sienta a la
mesa? En cambio yo estoy entre ustedes como el que sirve."

Hemos de comprender ya como un milagro del Espíritu Santo
que muchas iglesias de confesiones y tradiciones diferentes
con sus historias respectivas se saben, hace decenios de
años, en el camino hacia la IGLESIA UNIDA SANTA y APOSTÓLICA
Y CRISTIANA. Esta Iglesia Unica no deberá ser creada aún,
tampoco por nosotros, sino ella fue creada el DIA DE
PENTECOSTÉS en JERUSALÉN por JESUCRISTO, según su voluntad y
como su don, con la venida del Espíritu Santo.
En nuestras iglesias y confesiones existentes es reconocible
ESTA IGLESIA UNIDA, siempre cuando nuestro Señor Jesucristo
tiene la posibilidad de hablar por su PALABRA en la BIBLIA,
de actuar por sus Sacramentos, de estar en el centro de
todas sus acciones y de ser aceptado como único jefe. Cuanto
más nosotras, personas, comunidades e iglesias, escuchamos y
practicamos la Palabra de Dios y damos al Señor de toda la
cristiandad el lugar que le corresponde, el lugar en el
centro, tanto más nos acercamos a la realización de la
Unidad de la Iglesia en el sentido de la voluntad del
Maestro.
En este camino ecuménico hacia la unidad hemos hecho ya
experiencias muy sorpendentes y ellas se repiten siempre de
nuevo. Nosotras, iglesias de las confesiones y tradiciones
diferentes, las cuales en el pasado nos habíamos encontrado
con enemistad o con muchas reservas, tal vez negando cada
contacto, hoy leemos y estudiamos y oramos conjuntamente las
Sagradas Escrituras, reconociendo en ellas la voz del Señor
de todas las iglesias, sintiéndonos, discípulos de este
Señor, como hermanos. Aprendemos a diferenciar entre las
importancias pequeñas y grandes, también en las cosas
eclesiásticas. Comprendemos las otras iglesias en sus
especialidades características, aceptándolas en sus
historias y tradiciones. Hemos de decir ya: ¡En qué manera
maravillosa, nuestro Señor instala por su Palbra y sus
Sacramentos el REINO DE DIOS en medio de este mundo!
Hoy, especialmente, pensamos, con un gran agradecimiento a
Dios, en la historia de mil años de la IGLESIA ORTODOXA
RUSA. Pasaron tantos años que el príncipe Wladimir de Kiew
recibió en el año (+-) 988 el Bautismo y con este acto
empezó la cristianización de Rusia.
Se formó una iglesia con el centro en Moscú, con una
relación espiritual con el Patriaraca Ecuménico en
Constantinople, andando su camino propio y dimámico por la
historia y no quedó libre del martirio. Aún esperamos mucho
de ella para el futuro del ecumenismo y de la realización de
la UNIDAD de la Iglesia.
Por el escuchar conjunto de la Palabra de Dios podemos
reconocer al hermano y a la hermana en Cristo y también el
milagro de la iglesia VECINA a nuestro lado.
Yo, personalmente, tengo la impresión que somos ya
adelantados en la ciencia bíblica en el camino hacia la
Unidad de la cristiandad. En este mismo sentido yo comprendo
como un testimonio muy bueno, con motivo de su visita, Papa
Juan Pablo II, autoridad máxima de la Iglesia Católica
Romana, en el encuentro con los representantes de las otras
iglesias en nuestro país, habló de la certeza de la
presencia de nuestro Señor Jesucristo, el cual nos reune
mutuamente, haciendo esto con su Palabra según el Evangelio
de San Mateo ( 18: 20):
"Donde dos o tres se reunen en mi nombre, allí estoy yo en
medio de ellos."
Donde leyes eclesiales, doctrinas o tradiciones cierran las
puertas de comprensión y aceptación, el Señor las abre
nuevamente por su Palabra.
La Comisión Mundial para la Preparación de este culto
ecuménico había recomendado algunos textos bíblicos para la
meditación, textos que anuncian la Palabra de Dios como
camino a la vida verdadera, confiada a la Iglesia,
exhortándonos ir este camino para proclamar la vida,
posibilitando también que todos los seres humanos andan este
camino. Me parece muy importante el texto de Evanghelio
según San Lucas (22: 22-27), leído ya en el principio de mi
meditación, con el título:
"Yo, Jesucristo, estoy en medio de ustedes como el que
sirve."
Por este texto, nuestro Señor y Salvador nos da a nosotros,
a los suyos, a las iglesias, aún hoy en muchos motivos no
unidas, estes 3 mensajes:
1. En mi Iglesia la pregunta por el más importante entre mis
colaboradores no tiene ninguna autorización.
2. En lugar de esta pregunta es más esencial que el que
quiere seguirme, cumple su tarea comno mi discípulo, como mi
servidor y que la Iglesia le prepara para este servicio y
está ayudándole a su lado.
3. A cada uno que quiere saber lo que significa este
servicio, yo indico en mí, en lo que he hecho a favor, a la
ayuda y a la salvacioón de todos los hombres, a mis
prójimos.
No hay un mejor camino para alcanzar la UNIDAD de toda la
cristiandad y para la realización de la IGLESIA ÚNICA que
estos 3 mensajes. Servir como El servió a toda la humanidad,
dándola una esperanza en este tiempo de desesperanza. Ésta
es la tarea de la Iglesia hacia la Unidad.
¡UNIDOS EN CRISTO - UNA NUEVA CREACIÓN!