2 BEERDIGUNG 52b
Lugar/Ort:Edg. Arturo Hering-Friedhof

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Salmo 14: 7 - Psalm 14, 7
Skopus:
2 Beerdigung 52b -Salmo 14:7
"¡Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel!"

-El salmista estaba en una miseria muy grande y dirige su
corazón, sus pensamientos y su oración a Dios:
"¡Oh, que de Sion saliera la salvación de Isarel!"
Experimentó ya algunas veces en su vida que un hijo de Dios
se puede confiar en la ayuda de Dios.
Pero Dios no es un autómato, en que se echa moneda y se
recibe lo que se desea.
Dios puede dejar gritar y orarnos sin darnos una
contestación.
Esto vivió el salmista y también ustedes en la pregunta de
vida y muerte de este querido jóven.
¿Dios tampoco nos oyó?
El salmista no podía contestar primeramente esta pregunta,
empero, despúes sabe.
Dios escucha y ayuda siempre, solamente sus ideas con
nosotros son otras que nuestras y su ayuda da en otra forma
que deseamos.
A los planes y a la ayuda de Dios, el salmista dice al fin
un SÍ claro.
Por eso no terminó con su pedir y orar que Dios quisiera
revelar sus planes y dar su ayuda.
Todos nosotros queremos unirnos en la oración profunda que
Dios dé su contestación y sus fuerzas a Uds. que reconozcan
el accidente el domingo como el camino del Dios, que El les
dé su ayuda y nueva confuanza a Uds.
"¡Qué la ayuda vendría del monte Sion a Uds."