1. BEERDIGUNG 10b
Lugar/Ort:José S. Pfeifer-Friedhof

Fecha/Datum: / /
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lamentaciones 3: 22
Skopus:
1 Beerdigung 10b -Lamentaciones 3:22

Hemos escuchado ya el mismo texto en la casa de nuestro
difunto que dice que en una manera igual como el autor de
las Lamentaciones, nosotros podemos gritar a Dios nuestros
problemas y dificultades y nuestra tristeza, causados por la
muerte de nuestro querido.
Sabemos que en la situación de ustedes únicamente puede
ayudar Dios, el cual nos creó.
"Más grande que la ayuda de Dios mo pueden ser nuestros
problemas y nuestra tristeza."
Aceptando esta realidad, viviremos lo mismo que el autor de
las Lamentaciones:
"El amor del Señor no se ha acabado, ni se han agotado sus
misericordias."
Este versículo quiere decir que aún en medio de problemas y
tristeza, también en la presencia de nuestro hermano
difunto, Dios no nos dejó solos en su bondad y amor.
Esto experimentó el autor de las Lamentaciones y quiere ser
las nuestras.
Dios les ayudó a Uds. en los tiempos pasados de la
enfermedad, ayudará también en los tiempos que vendrán, con
todos los problemas.
Nos dará lo que necesitaremos.
En esta hora de despedida pensemos especialmente en lo que
Dios nos dió en el pasado por nuestro querido difunto, no
olvidando nuestro agradecimiento a él y también a nuestro
Creador.
"El amor del Señor no se ha acabado; ni se han agotado sus
misericordias."
Lo mismo dice el texto de la bendición nupcial con que Uds.
dos, esposo y esposa, han empezado su estado de matrimonio:
"Yo gozaré y me alegraré de tu bondad, porque has mirado mi
miseria y conoces mis angustias."