1 Monatssprüche bis 1974- 05
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:16/11/1968
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Camarero/Puiggari, 17-11-1968 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 9-2-1971 -spanisch-
Col. Nueva, 24-11-1968 -spanisch-
Paraná, 2-2-1969 -spanisch-
Aldea Protestante, 5-7-1969 -spanisch-
Aldea Prot.,6-10-1968-deutsch- mit Ingenieu
Reffino, 27-10-1968 -deutsch-
Grabschental, 17-11-1968 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Sentenc.mens.-10-68 - Monatsspr.Okt.1968
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Timoteo 1: 15a - 1. Timotheus 1, 15a
Skopus: Jesucristo presenta vida humana verdadera.
1 Monatsspr. bis 1974 5 -Okt.1968- 1 Timoteo 1:15a
"Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo
Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores."

En el Nuevo Testamento, por los testigos diferentes y en una
manera diferente, nos es predicado que en su hacer y su
hablar, Jesucristo conoce solamente un único sentido o fin:
Ayudar a las personas, a nosotros.
Por todo lo que hizo, habló y padeció, Jesucristo extiende a
su mano a nosotros, ayudándonos.
Oyendo esto, en nosotros hay la pregunta:
¿Hemos necesitado esta ayuda?
Pensamos, tal vez, que en nuestra vida no hayan problemas.
Queriendo contestar esta pregunta, hemos de examinarla a
fondo.
Vivimos en esta tierra como una especie especial de
criaturas, como seres humanos, no siendo animales, aun
cuando tenemos muchas cosas en común con ellos, y tampoco
siendo semidioses o dioses.
Como seres humanos, como personas, tenemos la posibilidad y
la capacidad para decidirnos. Podemos decir SÍ o No. Podemos
trabajar y descansar. Hay la posibilidad para amar y para
aborrecer.
Tenemos la capacidad para planear, explorar, inventar y
ayudar al progreso de la vida humana.
Dar una decisión buena y verdadera es la marca de un ser
humano, de una persona perfecta.
Pero, dar decisiones buenas y verdaderas, no tenemos
naturalmente ya del nacimiento, sino esta capacidad se debe
aprender y perfeccionar. Cada decisión sobre SI y NO, sobre
trabajar y descansar, amar o aborrecer, sobre planear,
explorar o inventar, debe contestar la pregunta:
¿Es esta decisión una decisión buena y humana?
Para poder dar la contestación tenemos una regla doble.
Primeramente hemos de preguntarnos que nuestra decisión nos
ayude en nuestra crecimiento y desarrollo como seres
humanos, como personas para poder vivir humanamente.
Un hombre, codicioso de riqueza y dinero y por eso trabaja
de mañana hasta la noche, sin descansar, no queriendo dar
dinero para el médico por su enfermedad o la de sus
familiares, pierde el destino de su vida, no vive
humanamente.
Otro vive su existencia triste como una persona pobre,
hambrienta y haraposa, porque no quiere trabajar bien.
Por el SI de una persona a la caña, esta persona baja
siempre más abajo y al fin no se puede decir que esta vive
humanamente.
El que en su juventud no quería estudiar y aprender, más
tarde vivirá como jornalero, pagado mal, sin la posibilidad
de los lados lindos y cómodos de una vida humana.
El que da vueltas alrededor de si mismo, siendo descontento
con sus prójimos, vive en una aislación. Una vida de una
persona en aislación, separarda de los otros, no puede
llarmase vida humana, porque vida humana verdadera significa
siempre: vida en comunidad con otras personas.
Se puede decir:
Una persona que no se pregunta en todas sus decisiones:
¿Ayudan ellas para poder vivir humanamente"
ha errado el destino de su vida.
La segunda regla para nuestras decisiones sobre Si o No,
trabajar o descansar, amar y odiar, sobre planear e
inventar, es:
Obrar, hacer y decidir que mis prójimos no son molestados e
impedidos en sus vidas humanas, sino ayudados.
Nosotros cumplimos solamente el dstino de un ser humano, de
una persona, aceptando la ayuda de los otros y dándo esta
ayuda a los otros.
Sin nuestros prójimos nosotros no podemos vivir humanamente.
Yo solamente puedo vivir en una manera humana en el caso que
ayudo para que los hombre de mi cercanía puedan vivir
también humanamente.
Leyendo u oyendo las noticias de un morir cruel en guerras o
revoluciones o por hambre, sin una preocupación de nuestro
lado, es una señal que hemos perdido la dignidad humana.
Lo mismo tiene validez, olvidando que en nuestro
Departamente Diamante miles de personas no viven como seres
humanos, sino como animales.
Para la humanidad de los hombres es una señal buena que
muchos técnicos y hombres de la ciencia atómica se han
negado trabajar en la producción de bombas atómicas, para
evitar a matar a seres humanos como animales.
Una señal buena fue que también hace 2 años, los cristianos
católicos y evangélicos en Alemania han salvado a millones
de seres humanos en India de la muerte de hambre.
Una buena señal es en los días de hoy que por los gritos de
ayuda de los cristianos casi de todo mundo y por ayuda
directa, una tribu negra en Biafra en África, es salvada de
la aniquilación completa por el gobierno nacional de Sudán
con hambre o armas.
Son señales chiquitas que nosotros, cristianos de hoy,
lentamente empezamos a cumplir nuestra responsabilidad para
nuestros prójimos.
El que no ayuda a sus prójimos en miserias, el que no lucha
por la dignidad de los otros seres humanos, para que puedan
vivir humanamente también, ha errado el destino de su vida,
el destino de un ser humano. Y el texto de la predicación,
hablando de
"pecadores",
piensa en personas que
"han errado el destino de su vida"
en esta manera doble.
¿Nosotros no somos estas personas que han negado su
existencia como seres humanos?
En otro caso no habría estas miserias en la humanidad de
hoy.
En el principio de nuestra predicación, no hemos preguntado:
¿Necesitamos la ayuda de Jesucristo para ser seres humanos
verdaderos?
Según la predicación debemos decir:
Sí, necesitamos su ayuda, que otro no puede darnos.
Hay muchas cosas en nuestra vida que deben ser arreglado.
Necesitamos a uno que nos toma de nuestro camino falso y nos
pone en el camino recto.
Ahora el texto de la predicación nos dice:
"Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo
Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores."
Con esta palabra, el apóstol Pablo, habiendo recibido la
ayuda en su situación, errando el destino de su vida, nos da
el consejo permitir ayudarnos también de Jesucristo.
¿En qué manera podemos recibir la ayuda necesaria?
Por esto que nos es dicho la realidad de una vida humana
verdadera y en qué manera seres humanos viven verdaderamente
entre sí y nevesitan la ayuda de los otros y pueden recibir
la capacidad de un ser humano verdadero y pueden cambiarse
nuevamente en oersonas buenas.
Es comprensible con el apóstol Pablo, en esta situación,
indicar a Jesucristo.
El nos ha presentado, por su propia vida, en que manera es
posible una vida humana verdadera, también aún en miserias.
De El podemos aprender practicar la vida humana veraddera
entre los unos con los otros y ayudar a sus prójimos.
Jesucristo está siempre en el lado de las personas que
padecen para ayudarlas. El quiere darnos la fuerza para
poder dar buen resultado como un ser humano verdadero entre
los prójimos. El nos da también la posibilidad de un
principio nuevo, habiéndonos negado nuestra humanidad, por
eso El murió como un criminal, por nosotros.
Muy importante es su abogar por sus prójimos.
Hoy, mirando a Jesucristo, El nos abre nuestros ojos y nos
da las fuerzas, para un principio nuevo en nuestra vida
humana, y con esto, nos da en esta época nueva la señal de
la esperanza.
Por Jesucristo se cumplirá perfectamente la vida humana de
nosotros y de los otros.
"Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo
Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores."