1 Monatssprüche bis 1974- 03
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:15/09/1968
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Paraná, 15-9-1968 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 13-10-1968 -spanisch-
Aldea Protestante, 3-11-1968 -spanisch-
Col. Nueva, 19-1-1969 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 9-6-1968 -deutsch-
Meroú, 23-6-68 -deutsch-
Viale, 14-8-1968 -Vertretertagung -deutsch-
Grabschental, 17-8-1968 -deutsch-
Paraná, 1-9-1968 -deutsch-
Aldea Protestamnte, 2-3-1969 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Sentencia mens. 6-1968-Monatssp.junio 68
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1 Corintios 12:27a-1. Korinther 12, 27a
Skopus: La significación de ser CUERPO DE CRISTO.
1 Monatsspr.bis 1974 3 -Junio 1968-1 Cor.12:27a
"Vosotros sois el cuerpo de Cristo."

El primer día de Pentecostés, los discípulos de Jesucristo,
los apóstoles, empezaron a predicar que su maestro
crucificado, Jesús de Nazaret, como Señor viviente, nos ha
dado nueva esperanza y nueva alegría para vivir y nos ha
dado un futuro feliz.
Enseguida se han formado grupos de personas que fueron
entusiasmadas por esta predicación, diciendo:
Queremos examinar en nuestra vida lo que es predicado;
queremos poner solamente nuestra confianza en este Señor
viviente.
Se llaman estos grupos:
la Iglesia de Jesucristo o la Congregación o la Comunidfad
Cristiana.
Y lo que se realizó por primera vez en Jerusalén, se realiza
de nuevo en nuevo en todos los siglos.
También hoy, esta Iglesia de Jesucristo vive en todos los
continentes bajo las condiciones y formas diferentes.
Pero lo que un grupo de personas hace a una Iglesia de
Jesucristo, siempre es lo mismo en todos los siglos y todos
los continentes y bajo todas las condiciones:
Se reune alrededor de la predicación del Señor, crucificado,
pero viviendo y, pone solamente su confianza en El,
recibiendo de El ánimo y nueva esperanza, para superar todos
los problemas y dificultades con son contra un futuro feliz.
Nosotros somos también tal grupo de personas y llamamos
congregación cristiana e Iglesia de Jesucristo.
Ahora, pues, el apóstol Pablo dice de este grupo de
personas, de esta congregación e Iglesia de Jesucristo:
"Vosotros sois el cuerpo de Cristo."
Esto significa:
En este grupo, Jesucristo ha formado un organismo. Y por
este organismo El quiere obrar en medio de las situcaciones
diferentes.
La congregación cristiana, cuerpo de Jesucristo, debe estar
dispuesto y listo para hacer las tareas, que Jesucristo nos
confió.
El ejemplo de la congregación cristiana como cuerpo de
Cristo nos recuerda a la realidad que un organismo de un
cuerpoo se compone de innumerables células y diferentes
miembros y órganos.
Todas las células y órganos y los miembros diferentes del
organismo deben capacitarse para cumplir bien su tarea.
De este entendimiento debemos decir también:
la congregación cristiana tiene una tarea doble:
1. Los miembros deben ayudarse mutuamente para saber y
reconocer el entendimiento de la fe y de su tarea.
1. Por esto deben recibir también la capacidad cumplir su
tarea como cristianos diferentes y como una congregación
cristiana en medio de este mundo.
Hoy especialmente hablemos de la segunta tarea, de la tarea
de los cristianos y la de la Iglesia de Jesucristo en medio
de este mundo y para este mundo.
Yo quiero decir algunas tareas muy grandes:
preparar la posibilidad para la humanidad que se puede vivir
como seres humanos también en la nueva época atómica.
El peligro del cambio de seres humanos en máquinas o
"robotos" o "computadores" es muy grande. Otra tarea es:
ayudar y defender a estos grupos de personas que son
esclavizados por otros o por gobiernos.
Hoy pensamos en los hombres en Biafra/ Sudán-África o en
Vietnam/ Asia o en Teschecoslovaquia en Europa o en los
negros en América del Norte o en los judíos y árabes.
Otra tarea:
ayudar que cada uno de los seres humanos recibe su pan
diario o ayudar que no se utilizan las fuerzas atómicas y la
técnica moderna para nuestra exterminación, sino para
superar las enfermedades y la pobreza y para un futuro
feliz.
Toda la cristiandad, habiendo vivido y trabajado para su
piedad y para una vida después de la muerte, hoy ha de
aprender nuevamente cumplir las tareas, dadas por su Señor
Jesucristo, en medio de este mundo y para este mundo.
Hoy los cristianos no pueden retirarse en conventos, tampoco
en el convento de una alma pía.
Los señales de nuestro tiempo son señales apocalípticas.
Para saber todo esto, solamente se necesita leer los
diarios.
Hoy, en medio del cambio hacia una nueva época, semejante el
tiempo de Reforma, es muy importante que nosotros,
cristianos, no trabajamos para la destrucción de este mundo
sino que preparamos la posibilidad de un mundo feliz, lindo
y nuevo.
Con esta preparación podemos empezar ya en lo que no
defendemos siempre y siempre, tradiciones antiguas y también
en esto que no condenamos todas las cosas nuevas y modernas.
Hemos de aceptar realmente que vivimos en un tiempo de
transición. Una época vieja esta pasando y una nueva está
naciendo.
Sabemos que en la vieja manera no podremos vivir y trabajar
más, pero la nueva aún no conocemos.
Pero en estos años de la transición para nosotros,
cristianos, es importante que no defendemos todas las viejas
cosas sino que ayudamos que las nuevas cosas pueden
desarrollarse.
También en nuestra zona se desarrolla una agricultura
tecnizada. Sería una cosa fatal si los campesinos perderían
a sus hijos, trabajando con los viejos métodos en el futuro.
Muchos de nuestros hijos en el campo y en esta ciudad
Diamante no podrán recibir el pan cotidiano, sino en las
concentraciones de la industria o del comercio, por eso es
muy importante que damos a nuestros hijos la mejor
posibilidad de estudiar y de aprender de una profesión.
Poder leer, escribir y sumar para el futuro no basta.
Hoy ya hay muchos jóvenes de nuestras congregaciones de
Entre Ríos en Buenos Aires, habiendo su familia tradicional
y su iglesia.
Hemos de educar a nuestros hijos para una libertad completa
que pueden vivir como personas libres sin escuchar y
obedecer las palabras de sus padres, pero también en esta
manera que pueden amar, en libertad, a sus padres, a su
familia tradicional y a su Señor Jesucristo, hasta su fin.
La Iglesia de Jesucristo, la congrergación cristiana, o
dicho mejor, nosotros, cristianos, hemos de aprender
nuevamente lo que significa planear y trabajar para nuestro
futuro, para un futuro feliz, porque nuestro Señor
Jesucristo también es el Señor del futuro.
También hemos de aprender nuevamente que nosotros,
cristianos, debemos cumplir nuestras tareas en medio de
nuestro mundo y para nuestro mundo porque Jesucristo no
solamente es el Señor de su Iglesia, sino también del mundo.
Y el apóstol Pablo, escribiendo:
"Vosotros sois el cuerpo de Cristo",
quiere decirnos que los cristianos son llamados a ayudar en
la preparación de un futuro feliz, de un mundo nuevo.
Pero podemos ser CUERPO DE CRISTO solamente en el caso que
nosotros reuniremos más intensivamente que hasta hoy
alrededor de la predicación del Señor crucificado pero
viviendo y cuando pondremos solamente nuestra confianza en
este Señor.