1 Außergewöhnliche Gottesd.- 24
Lugar/Ort:Reffino

Fecha/Datum:28/01/1973
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Fundación de CVJM
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Juan 6: 35 - Johannes 6, 35
Skopus: Jesucristo da pan de la vida.
1 Außergew.Gottesd.24-Fundación/CVJM-Juan 6:35
"Jesucristo dice: Yo soy el pan de vide (o también: Yo soy
el pan que da vida.)."

Yendo con ojos abiertos por la vida, por el mundo,
reconocemos que este mundo está bajo lo malo, bajo el
maligno y que nuestra vida está en confusión.
De lados diferentes se tiene la intención de cambiar esta
mundo hacia una renovación, también de arreglar nuevamente
nuestra vida humana. Todas las intenciones en esta
oportunidad fracasaron y fracasarán, porque no se quiere
aceptar la causa original de que vivamos en situaciónes sin
consolación y sin salidas: No queremos vivir en conformidad
con la voluntad de Dios.
El, el Creador, nos dio nuestra vida para poder cumplir
nuestra tarea, dada por El. Podemos ser colaboradores del
Creador en la gobernación del mundo y con una ayuda mutua
dentro de la humanidad.
Del principio hasta hoy no queríamos saber nada de esta
tarea como colaboradores de Dios y hemos experimentado y
experimentamos la gobernación sobre el mundo de nuestra
propia potestad con nuestras fuerzas. Queremos ser dioses. Y
el resultado de nuestro actuar es la confusión del mundo.
Pero nosotros, cristianos, sabemos de la solución del
problema porque hemos experimentado en nuestra vida personal
lo que nuestra palabra dice:
"Yo, Jesucristo, soy el pan que da vida."
El Señor ha vivido una vida humana verdadera como un ejemplo
para nosotros, presentándonos con ésta la salida de la
crisis mundial y de la confusión humana. El nos da vida
humana verdadera y sostiene también ésta. Esto es el sentido
de su palabra:
"Yo soy el pan que da vida."
Jesucristo, llamándose a sí mismo
"Centro de la Vida"
y haciendo la vida a una vida humana verdadera, testifica
que bajo vida no se entiende solamente una vida después de
la muerte sino también nuestra vida en esta tierra con sus
preguntas concretas, problemas, miserias y preocupaciones.
Jesucristo no solamente es el Señor de mi alma, sino también
de mi cuerpo.
Un cristiano con todo lo que es y tiene, está bajo el poder
de su Señor, del Señor de la vida y necesita la relación
personal con El.
Solamente así puede ser su colaborador en la superación de
los problemas del mundo y en la realización de vida humana
verdadera con un amor mutuo.
Existen muchas posibilidades para un cristiano de
concretizar su tarea.
Una forma de esta realización queremos empezar hoy en la
FUNDACIÓN de la ASOCIACIÓN CRISTIANA DE JÓVENES DE ENTRE
RÍOS, CENTRO REFFINO.
Del principio aceptó este movimiento mundial su tarea de
proclamar a la y con la juventud la gobernación de
Jesucristo sobre el mundo y sobre la humanidad. Una parte de
esta proclamación existe en la realización de una humanidad
verdadera con cuerpo, mente y alma de los jóvenes.
Sabiendo que una persona en su totalidad está bajo el poder
de Jesucristo, impedimos que crezca una juventud, ajeno del
mundo que la rodea, obligada solamente a su alma. También se
niega el desarrollo de una juventud que actúa en el mundo,
olvidando, empero, que tiene un alma.
"Jesucristo dice: Yo soy el pan que da vida",
significa en nuestra situación:
"Yo, Jesucristo, soy el que da la posibilidad de un
desarrollo íntegre para hombres, y especialmente a los
jóvenes con cuerpo, con alma y con mente en el sentido de la
creación en favor de la salvación del mundo."
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo queremos empezar la
obra de la Asociación Cristiana de Jóvenes, sabiendo que el
nos dará en los tiempos venideros lo que necesitaremos para
la prosperiedad de esta asociación, en la misma manera que
nos da pan cotidiano, sosteniendo nuestra vida, que nos da
diariamente su palabra, su mensaje para poder ser sus
discípulos.
"Jesucristo dice: Yo soy el pan que da vida."