-6-Kirchenj. bis Ewigkeitssonntag 35
Lugar/Ort:Colonia Nueva

Fecha/Datum:01/11/1971
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 1-11-1971 -spanisch-
Aldea Protestante, 1-11-1970 -deutsch-
Meroú, 1-11-1971 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Culto ecum. en el Cementerio-ÖK.G. Friedhof
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Santiago 4: 14 - Jakobus 4, 14
Skopus: ¿Qué sigfnifica la muerte para un cristioano?
-6- Kirchenj. bis Ewigkeitssonntag 35 -Santiago 4:14
"Pues, ¿qué es la vida de uno? Es como una neblina que
aparece por un momento y luego desaparece."

El apóstol Santiago, ya en su época, hace dos mil años, sabe
de este aspecto de la vida humana que queremos presentarnos
más inteligentes, más ricos y más capaces que somos en
realidad. Vivimos como enmascarados con poderes
omnipotentes, con una inteligencia sobrehumana y con una
autoridad divina. Queremos levantarnos hasta el cielo,
deseándonos no solamente ser los señores de este mundo, sino
ser dioses.
Desde la construcción de la torre de Babel hasta hoy, estos
esfuerzos de todos los seres humanos no se han cambiado. La
única diferencia entre la época antigua y la de hoy está en
lo que no tenemos más secretamente estos pensamientos en
nuestros corazones y cabezas, sino decimos públicamente:
Dios no existe, está muerto. Nosotros, hombres, somos
dioses, cada uno es un dios especial.
Ahora la humanidad. se entendiendo dioses. quiere
perfeccionar lo que el Dios viejo ha creado desperfectamente
este mundo en que vivimos.
Queremos construir un paraíso en medio de este mundo, lo
mismo que el Dios viejo quería, pero entonces, después,
fracasó.
Pero después de los primeros resultados de estos esfuerzos
por un mundo nuevo, por un paraíso, creado por nosotros, yo
no quisiera vivir, porque este nuevo mundo, este paraíso,
tiene señales caraterísticas de un infierno en que se vive
destrucción, fracasos, padecimientos, miserias y crueldades.
Diciendo que Dios está muerto y que el hombre sea dios y
único señor del mundo, nos hemos equivocado, hemos soñado y
actuado en una manera mala.
Todavía hoy nuestro Dios es único Dios. El vive, es el
Creador único, es el Señor de todos los señores, del mundo y
de los cielos.
Nosotros, hombres, seres humanos, somos una nada, un puñado
de polvo.
¿Cómo dice el apóstol Santiago?:
"Pues, ¿ qué es la vida de uno? Es como una neblina que
aparece por un momento y luego desaparece?"
Sin hablar, sin palabras, solamente por su actuar, por su
entrar en nuestra vida, buscando a cada uno de nosotros,
llevándonos al cementerio, la MUERTE nos predica a nosotros
la realidad de Dios y su majestad, igualmente la bajeza del
hombre.
Predica que hemos de terminar nuestros sueños de ser dioses,
de ser creadores del mundo.
La realidad de la muerte con sus padecimientos, problemas,
miserias y dificultades es y será la sombra oscura de la
humanidad.
Esto tiene validez para todos los hombres, para cristianos y
no-cristianos.
Pero en un punto fundamental, nosotros, cristianos, nos
diferenciamos decisivamente de los no-cristianos, sabiendo
que para los cristianos, aceptando a Jesucristo como única
ayuda para la vida humana, la muerte aún tiene otra
importancia, la que nos lleva a una vida nueva y verdadera.
Esta nueva vida con su alegría, no podemos describir.
Para el que anda con Jesucristo por esta vida, cumpliendo su
destino de un ser humano, creado por Dios, la muerte es la
puerta de un mundo nuevo y mejor, pero en contrario, para el
que quiere ser dios, no aceptando a Jesucristo como ayuda de
su vida, la muerte y el cementerio son señales de la ira y
del castigo de Dios sobre nosotros.
¿Qué significa la muerte en nuestra vida?
¿Qué significa Jesucristo en nuestra vida?
"Pues, ¿qué es la vida de uno? Es como una neblina que
aparece por un momento y luego desaparece."