-5-Kirchenj. bis 14.S.n.Trinitatis 26
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:04/09/1971
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Reffino, 17-10-1971 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 21-11-1971 -spanisch-
Aldea Proytestante, 23-4-1972 -spanisch-
Paraná, 23-4-1972 -spanisch-
Col. Nueva, 30-4-1972 -spanisch-
Meroú, 25-6-1972 -spanisch-
Reffino, 19-9-1971 -deutsch-
Meroú, 19-3-1972 -deutsch-
Grabschental, 98-10-1972 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:7 Dom.d. Trinitatis - 7. Sonnt.n.Trinitatis
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Marcos 9: 43-48 - Markus 9, 43-48
Skopus: Vida verdadera o fin terrible
-5- Kirchenj. bis 14.S.n.Trinitatis 26 -Marcos 9, 43-48
"Cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que
creen en mí, mejor lo fuera si se le atase una piedra de
molino al cuello, y se le arrojase en el mar. Si tu mano te
fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la
vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego
que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere,
y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de
caer, córtalo, mejor te es entrar a la vida cojo, que
teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no
puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el
fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer,
sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo,
que teniendo dos ojos ser echado al infierno, donde el
gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga."

Personalmente no me gustan estas palabras de nuestro Señor
Jesucristo. Son palabras duras y rigorosas causando temor y
susto:
"Cortar la mano; cortar el pie; sacar el ojo."
Estas expresiones son juntadas con la visión terrible de un
infierno, llenado con personas culpables, padeciendo
torturas.
¿Son palabras de Jesús?
Había palabras semejantes ya en la tradición judía y en la
filosofía pagana. Y también sabemos que Jesús vino a
nosotros para ayudarnos en lugar de torturarnos. Pero Jesús
también podía anunciar a los hombres de su tiempo estas
palabras como parte de su predicación del Evangelio.
Pero ¿con qué significación? ¿En qué manera hemos de
comprender este texto en el tiempo de hoy, como ayuda para
nuestra vida diaria? Jesús utilizó estas palabras de su
tradición judía para explicar en una situación de su tiempo,
comparable con nuestro tiempo, el secreto de la alegría del
evangelio, del reino de Dios en medio de este mundo.
Jesús anuncia a los hombres de su tiempo y de hoy, según el
texto, que no hay la posibilidad de un tanto.....como, ante
el Evangelio, sino solamente un o.... o..... .
El que encuentra a Jesús no puede decir a El, sí y no. sino
o sí o no. Debe decidirse claramente. Para los que no pueden
o no quieren decidirse, Jesús no significa ayuda, tampoco el
Evangelio mensaje alegre, sino condenación y fin terrible.
Para todos nosotros, viviendo en un cambio radical de
épocas, es muy importante que reconozcamos a Jesucristo, en
su obrar hace 2 mil años, como única ayuda para la
humanidad.
Ante esta ayuda tampoco hoy hay la posibilidad de un sí con
un no, sino solamente o un sí, o un no, y ya la indecisión
significa un no a Jesucristo con su ayuda para nosotros, y
un sí para un fin terrible.
Poder ir alegre y consoladamente hacia un nuevo futuro, con
nuestra colaboración en la preparación de éste, es posible
por El, Jesucristo.
Hoy aún, nosotros, humanidad e iglesia, tenemos esta
posibilidad, mañana, tal vez, ya no más. Dejando pasar por
nosotros el ofrecimiento de ayuda de nuestro Señor
Jesucristo para todos, esta humanidad y este mundo correrán
a toda velocidad hacia el fin terrible, con nosotros,
cristianos, y por nuestra culpa.
¿No sería mejor, para nuestra salvación y la del mundo, y en
el nombre de nuestro Señor, el cual también hoy aún puede
ayudarnos que movilizaremos nuestras fuerzas corporales,
intelectuales y financieras para la superación de los
problemas y dificultades y miserias de los hombres.
Hay ya algunos que practican un amor profundo hacia sus
prójimos, hasta la entrega de sus propias vidas. Pero faltan
aún muchos, nosotros faltamos también.
Pensemos ahora en el negro Martín Luther King, matado por
blancos, y a los otros que no solamente luchan y obran para
su propio bien, sino también para el bien de todos; para la
superación de enfermedades y miserias, para la preparación
de un futuro mejor. Este actuar causa claramente muchos
daños de cuerpo y pérdidas financieras:
"Es mejor que entras a la vida, a un futuro mejor, como un
desharrapado o un mutilado o un desvalijado por el bien de
otros y que vayas al infierno, al fin terrible, como un rico
avaro o un egoísta o un desinteresado sobre las miserias de
otros,"
hoy nos dice Jesucristo.
Solamente los hombres que han aceptado el riesgo de un
posible sacrificio de su vida y de su dinero, por sus
prójimos, por un futuro mejor, en el nombre del Señor
Jesucristo, pueden salvar del fin terrible este mundo.
¿Por qué nosotros no queremos dar una contestación clara en
la situación en que un SÍ para la colaboración por el bien
de otros significa un SÍ para Cristo y un NO asignifica un
NO para Cristo con el fin terrible.
¿Por qué huimos de esta decisión clara? ¿Cómo es posible hoy
también en nuestro país que personas, mujeres y varones,
luchan, robando y matando por una revolución socialista o
comunista con la promesa de un futuro mejor también para
América latina, y nosotros, cristianos, sabiendo un camino
mejor, el camino con Jesucristo, el camino verdadero hacia
un futuro mejor, no queremos practicar lo que nuestro Señor
mande, lo que pueda superar la revolución de violencia?
Socialismo o comunismo no son más fuertes que Jesucristo y
su obrar, pero nosotros, cristianos, somos muy tibios y
cansados, sin interés, egoístas como los otros también.
Por eso, sin la práctica de un cambio radical de nosotros,
cristianos, hacia el amor a los prójimos no será superada la
intención de una revolución de violencia.
¿Terminará todo en un fin terrible, causado por nosotros,
cristianos, porque somos cristianos tibios y cansados y
desobedientes, porque no queremos colaborar con Jesús?
Un futuro mejor o un fin terrible, esta decisión está en
nuestras manos.
"Si tu propia mano te hace caer en pecado, mejor córtala,
porque es mejor que entras a la vida con una sola mano, y no
vayas con las dos manos al infierno."