-5-Kirchenj. bis 14.S.n.Trinitatis 14
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:13/07/1968
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Camarero/Puiggari, 14-7-1968 -spsnisch-
Paraná, 4-8-1968 -spanisch-
Col. Nueva,11-1-1969-spanisch-cementerio
Isletas, 30-6-1968 -deutsch-
Grabschental, 6-7-1968 -deutsch-
Reffino, 14-7-1968 -deutsch-
Meroú, 15-9-1968 -deutsch-
Paraná, 6-10-69-deutsch-Krankeng.Meier
Aldea Protestante, 17-4-1969 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:3 Domingo desp. de Trinitatis-3 nach Trinitatis
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:1Pedro 5: 7 - 1. Petrus 5, 7
Skopus: No necesitamos ser ansiados y preocupados
-5- Kirchenj. bis 14.Sn.Trinitatis 14 -1 Pedro 5: 7
"Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene
cuidado de vosotros."

Leyendo esta palabra, predicada hace 2 mil años, podemos
pensar que ésta sea escrita en nuestro tiempo para nuestro
tiempo.
Una persona de nuestra época ha dicho que la señal
característica de nuestra época es:
la ansiedad, la preocupación.
En medio de progreso somos preocupados por la pregunta:
¿A dónde aún va el camino de la humanidad? ¿Se utilizará
todos los inventos y el progreso para un cambio progresivo
en la vida humana o para exterminarnos?
Pero no solamente tenemos preocupación sobre los problemas
muy graves del mundo, decidiendo sobre ser o no-ser de todos
los hombres, sino también sobre las cosas precarias de
nuestra vida personal o familiar, en que vivimos, no
sabiendo salidas y soluciones.
También en el campo de nuestro departamento hay una
preocupación muy grande sobre la pregunta:
¿Podrá dar el campo más adelante no solamente pan para
nosotros y nuestros hijos y nietos, sino dará también la
posibilidad para mejorar fundamentalmente las condiciones de
la vida humana? ¡Cuántas noches ya no podíamos dormir por
nuestras preguntas y problemas!
Visitando especialmente en las noches los ranchos de los
pobres, las casas de los ricos y los palacios de los
gobernantes, reconoceríamsos el FANTASMA de la ansiedad y de
la preocupación, que quieren robarnos todas las alegrías de
la vida. Pero, ¿es posible expulsar al fantasma de la
ansiedad por lo que explicamos:
El fantasma de la ansiedad y de la preocupación es uma parte
normal de la humanidad, de la vida de los seres humanos? La
ansiedad y la preocupación nos diferencian de los anomales,
se dicen. También se piensan que el hombre solamente tiene
esperanza para un futuro feliz por lo que paga el precio de
muchas noches sin dormir. Pero, ¿que dice el texto de la
predicación de estas cosas?:
"Echad toda vuestra ansiedad sobre El, vuestro Dios, porque
El tiene cuidado de vosotros."
Este texto nos acepta en nuestra ansiedad, en nuestras
preocupaciones. Nuestras noches sin dormir ya tienen sus
motivos en nuestra vida. El motivo de la ansiedad es una
realidad verdadera, son nuestras preguntas, dificultades,
miserias y problemas. Pero, para comprender bien lo que
significa ansiedad, preocupación o alarmarse, es muy
importante a saber lo que ansiedad, preocupación y alarmarse
no significa, por ejemplo proyectar, planear y trabajar para
un futuro feliz.
Proyectar, planear y trabajar para un futuro próspero no
solamente es permitido sino mandado, por Dios mandado.
En lugar de nosotros, Dios no quiere planear y trabajar para
nuestro futuro, sino sabía que esto es del principio nuestra
tarea, sí, especialmente para que podamos cumplir muy bien
nuestra tarea como representantes de Dios en la tierra.
En el principio del mundo ya Dios ha dicho a nosotros:
'Sojuzgad la tierra y señoread sobre ella."
El motivo de la ansiedad y de la preocupación también es un
planear y un trabajar, pero en este planear y trabajar no
se tiene un fin, un destino o se ha olvidado este destino o
se ha recibido un destino del otro.
El fin, el destino, de nuestro planear y trabajar, es, según
la voluntad de Dios, preparar un futuro feliz para toda la
humanidad, en que cada uno puede vivir sin miserias o sin
problemas o sin hambre, en que se supera las enfermedades
graves.
Olvidando o no aceptando este destino de nuestro planear y
trabajar, causa ansiedad y preocupación y entonces hay
situaciones sin salidas.
Y la humanidad de este siglo vigésimo normalmente ha perdido
el fin o el destino de su su planear y su trabajar, por eso
anda el fantasma de la ansiedad y de la preocupación por
nuestros corazones y por nuestras casas.
"Echad toda vuestra ansiedad sobre él, vuestro Dios, porque
él tiene cuidado de vosotros."
Esta palabra nos dice que en seguida huye de nosotros este
fantasma de la ansiedad, habiendo aceptado nuevamente de
Dios el fin, el destino, de nuestro planear y trabajar:
Planear y trabajar para un futuro feliz, para un mundo
próspero, a favor de nosotros y de nuestros hijos y a favor
de nuestros prójimos.
¿Por qué hemos perdido este nuestro destino de planear y
trabajar?
Porque hemos perdido a Dios que nos ha dado este destino,
esta tarea.
Hemos perdido a Dios, quien es el Creador, el Sostenedor y
el Renovador, el Señor del mundo. Hemos de decir ya que la
causa fundamental de la realidad de nuestro tiempo del
fantasma de la ansiedad está en lo que nuestro tiempo es sin
Dios, que no tiene contacto con El o ha destruido este
contacto.
"Echad toda vuestra ansiedad sobre élm porqu él tiene
cuidado de vosotros."
Por esta palabra somos invitados abandonar nuestra ansiedad
y nuestra preocupación, pero en lugar de esto planear y
trabajar consoladamente a favor del futuro feliz de
nosotros, de nuestros hijos y de nuestros prójimos. Y
también por esta palabra somos invitados a buscar la
presencia de nuestro Señor, quien nos ha dado el fin y el
destino de nuestra vida.
Este nuestro Señor llevará a cabo siempre nuestro planear y
trabajar, también aun en el caso que somos fracasados según
nuestra opinión.
El conoce aún caminos, cuando nosotros vemos todas las cosas
gris en gris, negro en negro. El nos enviará la ayuda que
eliminará nuestra ansiedad y preocupación, por eso:
"¡Echad toda vuestra ansiedad sobre él, vuestro Dios, porque
el tiene cuidado de vosotros!"