-4-Kirchenjahr bis Pfingsten 39
Lugar/Ort:Meroú

Fecha/Datum:27/05/1979
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 27-5-1979 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 29-8-1980 -spanisch-
Diamante, 8-5-1982, -spanisch-
-deutscjh-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Exaudi
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Juan 15:26-16:4 - Johannes 15,26-16,4
Skopus: Espíritu Santo - Señales del tiempo actual
-4- Kirchenjahr bis Pfingsten 39 -Juan 15; 26 - 16: 4
"Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del
Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él
dará testimonio acerca de mí. Y vosotros daréis testimonio
también, porque habéis estado conmigo desde el principio.
Estas cosas os he hablado, para que no tengáis tropiezo. Os
expulsarán de las sinagogas y aun viene la hora cuando
cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios. Y
harán esto porque no conocen al Padre ni a mí. Mas os he
dicho estas cosas, para que cuando llegue la hora, os
acordéis de que ya os lo había dicho."

Jesús sea un servidor del diablo, esto era la acusación de
los píos del tiempo antiguo. No sea Dios su padre, sino
satanás.
Jesucristo con su amor a todos los seres humanos y su
complacencia en todos los problemas y dificultades no es
comprendido por los píos de su tiempo con sus sistemas y su
piedad según la ley y sus intenciones de abrir el camino a
Dios por propios esfuerzos.
El Señor testificó por su vida, por palabras y acciones a su
Padre en los cielos, el cual primeramente no pide nada, sino
nos da todo. Dios no nos presa, sino nos ama, no espera una
fe bajo obligación y presión, sino una fe libre y alegre y
su práctica de complacencia a favor de todos los seres
humanos, también de los malos, aun de un cocrucificado, un
rebelde.
Ayudó a todos en sus problemas materiales, corporales y
psíquicos, abriéndoles nuevamente la puerta hacia el corazón
de su Padre celestial y la contestación de los píos, de los
escribas y fariseos, era una enemistad fanática.
Y especialmente en los versículos anteriores, Jesús había
explicado a sus discípulos que el que le odia, también odia
a Dios. Y las últimas palabras de este texto anterior dicen
así:
"Me odiaron sin motiovo."
Y al fin tampoco sus discípulos, viviendo los ataques
fanáticos contra su Señor y Maestro y padeciendo bajo estas
circunstancias, no pueden comprenderlo y vienen en dudas
profundas sobre El.
Jesús escucha de estas dudas y les dice que El podría
esperar que le comprendan que El actúa en el nombre de Dios
que es su Padre en los cielos. Pero también sabe que sus
discípulos son hombres débiles, por eso les promete el
Espíritu Santo que vendrá sobre ellos, después de su salida
de esta tierra al cielo. Y por este Espíritu Santo, enviado
por el Señor Jesucristo y por Dios mismo, pasarán todas la
dudas sobre El y su obra.
Jesucristo dice:
"Pero cuando venga el que les ayuda y consuela, el Espíritu
de la verdad que yo voy a enviar de parte del Padre, el
hablará a mi favor."
También nosotros, llamándonos christianos y siendo
discípulos de Cristo, necesitamos siempre de nuevo este
Espíritu Santo en la misma manera como los discípulos en el
tiempo antiguo, porque también sobre nosotros vienen tiempos
en que el mundo nos persigue porque hacemos lo que el Señor
hizo.
¿Qué hizo Jesucristo?
Practicó amor, complacencia y convivencia entre hombres en
miserias. Por palabras y hechos testificó que esto no puede
ser que en un mundo en abundancia, que es creación de Dios,
millones de hombres mueren de hambre o viven como animales.
Por la fuerza del Espíritu Santo, Jesucristo quiere ayudar a
los suyos que puedan reconocer la realidad de la vida, y que
no se cambien hacia el lado de sus enemigos, porque el odio
contra los que practican verdaderamente su fe en Jesucristo,
será siempre más fanático.
Este odio viene especialmente de los, que aun se llaman
cristianos, siendo, empero, en realidad tales spersonas, que
no quieren saber nada de la fe cristiana o quieren cambiar
su sentido según su gusto.
Especialmente estos cristianos según el nombre son los que
atacan seriamente a los que pratican verdaderamente en
palabras y hechos su fe, con la intención de echar afuera de
la Iglesia de Jesucristo a estos cristianos verdaderos.
Así han echado afuera a los cristianos del pueblo de
Dios,del pueblo de Israel, en la manera igual que han echado
a Martín Lutero de la Iglesia Católica Romana. El texto
dice:
"Les digo estas cosas para que no se desilusionen. Los van a
expulsar de las sinagogas, y hasta llegará el momento en que
cualquiere que los mate creerá que así presta un servicio a
Dios."
En esta manera Saúlo ha echado a la prisión muchos
cristianos de los primeros tiempos hasta que Jesucristo, por
un encuentro personal, hizo de su enemigo a su apóstol.
También la iniquisición de la Iglesia Cristiana Romana ha
matado cruelmente muchos cristianos, porque pensaba prestar
un servicio a Dios. por la muerte de estos disidentes.
Cuantos cristianos ya fueron matados terriblemente de ningún
otro motivo que ellos habían practicado amor cristiano y
complacencia entre los pobres, bajo sospechas absurdas y
siempre con la opinión que debe ser guardado la cristiandad
y la Iglesia Cristiana de sus enemigos.
¿Cómo dice Jesús?
"Les digo estas cosas para que no desilusionen. Los van a
expulsar de las sinagogas, y hasta llegará el momento en que
cualquiere que los mate creerá que así presta un servicio a
Dios."
En realidad es eso así que hoy como en el tiempo de Jesús,
los que persiguen a los cristianos en el nombre de la
cristiandad o de una cultura cristiana, no saben nada de la
fe cristiana, no conociendo a Dios, tampoco a Jesucristo,
ocultando únicamente su egoismo y sus ambiciones de poderes
bajo un cristianismo barato.
Esto es lo que ya Jesucristo debía experimentar hasta la
cruz de Gólgota. Fue acusado como profanador del sábado,
como blasfemo y también como un rebelde contra el Estado de
Roma, fue acusado así El que es el Hijo de Dios.
Nuestro texto de predicación nos exhorta no olvidar lo que
se realizó con Jesús en su tiempo, para poder entender mejor
lo que se realiza hoy, para pedir aun más intensívamente por
la ayuda del Espíritu Santo.
Este Espíritu Santo nos ayuda comprender las señales del
tiempo y para decidirnos correctamente, como Jesucristo se
decidió, no preguntando por lo que sigue, sospechas o
persecuciones.