-4-Kirchenjahr bis Pfingsten 38
Lugar/Ort:Paraná

Fecha/Datum:23/05/1971
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 6-6-1971 -spanisch-
Diamante, 19-6-1971 -spanisch-
Camarero/Puiggari, 20-6-1971 -spanisch-
Meroú, 20-6-1971 -spanisch-
Grabschental, 27-6-1971 -spanisch-
General Racedo, 2-8-1971 -spanisch-
Reffino, 17-7-1972 -spanisch-
Col. Nueva, 25-3-1973 -spanisch-
Aldea Protestante, 29-5-1971 -deutsch-
Reffino, 30-5-1971 -deutsch-
Meroú, 22-10-1972 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Exaudi
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Génesis 11: 1-9 - 1. Mose 11, 1-9
Skopus: El idioma de amor o de violencia
-4- Kirchenjahr bis Pfingsten 38 -Génesis 11, 1-9
"Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas
palabras. Y aconteció que cuando salieron de oriente,
hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se
establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Vamos,
hagamos ladrillos y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el
ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de
mezcla. Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una
torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre,
por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. Y
descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que
edificiaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí
el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje y
han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo
que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos, y
confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el
habla de su companero. Así los esparció Jehová desde allí
sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la
ciudad. Por eso fue llamado el nombre de ella BABEL, porque
allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde
allí le esparció sobre la faz de toda la tierra."

Hemos escuchado una predicación, una de las primeras páginas
de las Escrituras Sagradas, una que nos da del lado de Dios,
contestación y solución del problema, existiendo entre
nosotros, entre esposos, familias, comunidades y naciones,
que no podemos entender y comprender.
Esta realidad humana, parte de todos nosotros, nos sigue
como nuestra sombra, visible también en el problema del
idioma. Padres no entienden y no comprenden mas a sus hijos
porque estos solamente hablan castellano y muchos hijos no
pueden expresarse a sus padres porque ellos hablan solamente
alemán.
Este problema del idioma, de la comunicación, nos parece
colosal e insuperable, pensando en los idiomas innumerables.
Se ha experimentado ya en el pasado la superación de estas
dificultades y problemas por la creación de un idioma para
todos, el idioma ESPERANTO, una mixtura de palabras de
idiomas diferentes.
Pero ya hoy se puede decir que este intento sea fracasado.
Hay también la posibilidad que se hablan el mismo idioma y
no se entienden.
En el pasado, yo, personalmente, he escuchado, muchas veces,
de la boca de los gobernantes de nuestro país la Argentina
que se quiere actuar y gobernar en el sentido de nuestra
dignidad nacional. Pero, ¿qué significaron y significan
estas palabras:
"Dignidad de nuestra patria."?
en la boca de Peron, de Lonardi, de Aramburu, de Frondizi,
de Illia, de Onganía, de Levingstone o de Lanusse, o de los
grupos terroristas comunistas o peronistas?
Todos estos dicen las mismas palabras
"Dignidad de nuestra patria",
piensan, empero, siempre en realidades diferentes.
En el tiempo de hoy, los gobernantes de los países poderosos
utilizan las palabras
PAZ MUNDIAL,
pero ¿qué significa PAZ MUNDIAL en la boca de Nixon de
América del Norte, de Breschnew de Rusia, de Golda Meír de
Israel, de Anwar Sadat en El Cairo o Mao Tse Tung en Peking?
Nosotros, utilizando las mismas palabras, no podemos
comprendernos, no solamente en la política, sino tampoco en
la relación de esposos, de padres y sus hijos, del patrón y
peón, de vecino a vecino o de los gobernantes a los
gobernados.
¿De dónde viene esta realidad que nosotros no podemos
entender y comprendernos?
La contestación quiere darnos esta predicación de las
primeras páginas de la Biblia de la construcción de la torre
de Babel.
Dice que Dios mismo impide un entenderse de los hombres. La
predicación dice que la señal de la humanidad separada de
Dios, es:
unión en megalomanía, en queriendo ser dioses, en intentando
matar al Dios verdadero y único, por eso, Dios mismo impide
esta unión de la humanidad. Nuestro texto dice:
"Dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torrre, cuya
cúspide llegue al cielo, y hagámonos un nombre."
Por esta predicación, nuestra realidad humana, del principio
hasta hoy, en su intento de unión, es expresada y
caracterizada así:
Qeremos ser dioses, no preguntando por Dios y su palabra.
Conocemos la sentencia:
'Concordia y unión hacen fuertes."
La unión nacional de los alemanes bajo el gobierno de Hitler
es un ejemplo terrible y triste de esta megalomanía.
Se debe decir:
Hombres, los cuales quieren ser dioses, son diablos.
Hoy en días se puede leer los libros de una ciencia nueva,
del futurismo. Esta ciencia hay en el comunismo y en el
capitalismo, ambos hablan en esta ciencia un idioma común y
propagan la unión de la humanidad. Para los hombres de esta
ciencia, para los futurólogos, el mundo del futuro es un
mundo sin Dios, un mundo en que se han matado a Dios.
Para los futurólogos la humanidad comprende seres humanos
que se han puesto en lugar de Dios, que quieren gobernar
este mundo como dioses.
Pero el predicador de nuestro texto de la construcción de la
torre de BABEL, nos dice claramente que nuestra intención de
cambiarnos en dioses fracasó. fracasa y fracasará:
"No se engañan ustedes: nadie se burla de Dios. Lo que el
hombre siembra, esto también cosechará."
Como señal de alarma para todos nosotros con la posibilidad
de la realización de lo mismo en el tiempo de hoy en medio
de nosotros, leemos así en el fin de nuestro texto:
"Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la
tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por esto fue
llamado el nombre de BABEL, porque allí confundió Jehová el
lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre
la faz de toda la tierra."
¿En qué piensa la Iglesia Christiana, leyendo, oyendo y
explicando esta predicación de las primeras páginas de la
Biblia?
El Día de Pentecostés en Jerusalén, 50 días después de la
rsurrección de Jesucristo, nos fue dada nuevamente la
posibilidad que nosotros podemos entender y comprendernos,
que podemos hablar un idioma común de una única lengua, que
nosotros podemos trabajar para la unión de todos los seres
humanos, sin la intención de matar a Dios, de ser dioses.
El Día de Pentecostés, el día de la fundación de la Iglesia
Cristiana, Dios nos dió una nueva lengua, un idioma nuevo,
no causando mas dispersión, sino unidad verdadera, no
enemistad y riña, sino paz y amistad. Este nuevo idioma no
conoce palabras para maldecir a Dios, sino solamente
palabras para honrarle.
El que habla este idioma nuevo, es entendido y comprendido,
de todas las personas, de cristioanos y de no-cristianos, de
ricos y de pobres, de jóvenes y viejos. Cristianos son
hombres que han aprendido o están aprendiendo este idioma
nuevo.
¿Qué idioma es este idioma nuevo, que termina lo que la
construcción de la torre de BABEL ha causado?
¿Qué idioma nuevo Dios nos dió el Día de Pentecostés en
Jerusalen, por la fundación de la Iglesia Cristiana, para
podernos comprender nuevamente, sin el intento de matar a
Dios?
Es el idioma de amor, que ha plantado ya, hace dos mil años,
una nueva época en medio de este mundo viejo.
Es el IDIOMA DE AMOR, honrando a Dios y ayudando a los
prójimos. Este idioma de amor pueden entender y comprender
todos los hombres y aun puede impedir también el idioma de
violencia en el tiempo de hoy.
¿Ya nosotros, tú y yo, hablamos este idioma de amor, siendo
el idioma de la unión verdadero. Aun podemos aprenderlo, de
Jesucristo, nuestro Señor.