-3-Kirchenjahr bis Karfreitag 85b
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:07/04/1977
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 24-3-1978
General Racedo, 5-3-1978
Paraná, 4-4-1958
Diamante, 5-4-1958
Col. Nueva, 31-3-1963
Meroú, 12-4-1963
Diamante, 13-4-1963
Aldea Protestante, 26-3-1970
Camarero, 27-3-1970
Grabschental, 9-4-1971
Meroú, 9-4-1971
Reffino, 31-3-1972
Camarero, 19-4-1973
Aldea Protestante, 20-4-1973
Reffino, 20-4-1973
Diamante, 27-4-1973
General Racedo, 7-4-1974
Aldea Protestante, 17-4-1992
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Viernes Santo
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Juan 19:30
Skopus: Jesús es garantía de un mundo mejor
-3- Kirchenjahr bis Karfreitag 85b -juan 19: 30
"Jesús tomó el vino malo, y luego dijo: Todo está cumplido.
Entonces inclinó la cabeza y murió."

Hemos escuchado del último momento de la vida de nuestro
Señor Jesucristo.
¿Qué se realizó con El?
¿Qué significa su vida y sus padecimientos?
El Hijo de Dios, saliendo de la gloria de su Padre, vino a
nosotros en este mundo. Normalmente se dice que la Pasión de
nuestro Señor empieza con su entrada en la Capital de
Palestina, Jerusalén, y con su captura. Pero también tenemos
textos en la Biblia que dicen que sus padecimientos ya
empezaron con su nacimiento en el rancho de Belén.
Jesucristo, Hijo de Dios, fue nacido hombre en pobreza y en
miserias y perseguido ya como bebé por el gobernante, por el
rey Herodes. Este nacimiento significa también padecimientos
para el Hijo de Dios.
La vida total de El es una única pasión. Y en el fin,
hombres le captaron y gritan:
"¡Crucifícalo! Crucifícalo!"
Y sus discípulos, sus amigos, no preguntando por lo que
Judas y Pedro hicieron,
"le dejaron solo",
en la hora del peligro.
Sí, en medio de sus dolores y miserias, su Padre en los
cielos le deja solo.
Jesús debía llamar en la cruz:
"¿Dios, mío. Dios mío, porque me has abandonado?"
¿Por qué estos padecimientos del Hijo de Dios?
¿Por qué debía padecer este Jesús de Nazaret, según la
voluntad de su Padre?
Sabemos que este mundo, por nuestra culpa, es un mundo
condenado, un mundo en confusión.
Pasaron siglos, en que la gente pensó que este mundo aun sea
un mundo bueno, perfeccionándose día a día, con una
humanidad buena y obediente. En estos siglos pasados no se
podían o no querían escuchar la Palabra de Dios de un mundo
perdido o condenado, en contrario, todos los hombres eran
convencidos de la posibilidad de la construcción de un
paraíso por propias fuerzas humanas. De un paraíso por Dios,
con el medio de un amor mutuo, no se quería saber nada.
Todas las ideologías del pasado, como el comunismo o el
capitalismo o el militarismo o el liberalismo, ya son
fracasados como ayuda para una humanidad en problemas y
dificultades y miserias.
Existen aun muchos otros ISMOS, especialmente los que
quieren salvar nuestro continente, pero con medios de una
deshumanización profunda, En este tiempo actual fracasó
totalmente tal ideología como el comunismo en su propio país
de Rusia.
Pero, viviendo ya en una nueva época, hoy sabemos que no
podemos soñar de un paraíso por fuerzas propias. Hoy sabemos
que una humanidad sin Dios, solamente puede destruirse o
cambiar este mundo en un infierno.
El tiempo de hoy nos revela que nuestro mundo está en las
manos del diablo, bajo la condenación de Dios, también
nosotros.
Esto temen hoy muchas personas que no solamente vivan en un
cambio de época, sino tal vez en el fin de la historia de la
tierra y de la humanidad, no reconociendo más una solución
para tantos muchos problemas.
Pero esto no saben todas las personas, sino solamente las
que aceptan verdaderamente la Palabra de Dios, que la causa
de esta condenación está en nuestra desobediencia contra
Dios y contra su Palabra y nuestro desprecio de la dignidad
de los otros seres humanos y sus derechos.
No haciendo lo que el Creador manda, este mundo se cambia en
un mundo oscuro.
Viviendo sin Dios, causamos las situaciones sin salidas en
nuestra vida.
¿Existe todavía para el mundo de hoy la posibilidad de una
salvación?
¿Hay todavía para nosotros una liberación de la condenación
por Dios?
Nuestra mirada va hacia la cruz de Gólgota. Reconocemos a
Jesús de Nazaret entre dos criminales, y podemos escuchar de
su boca la palabra:
"Todo está cumplido."
¿Qué está cumplido?
La obra de la salvación del mundo. Se realiza la apertura
del camino de la condenación a la bendición. Ahora existe
este camino para todos nosotros. Jesús nos abrió este camino
de la tristeza a la alegría y a la felicidad. El,
Jesucristo, abrió esta dirección por su padecer y su morir.
El que conoce la historia de la Pasión de Jesucristo, sabe
también las dificultades y preocupaciones graves del Señor.
Pero ahora este camino está abierto para nosotros por lo que
el Salvador podía llamar en la cruz, hace dos mil años:
"Todo está cumplido."
Está cumplida su obra por nosotros.
¡Miren en la cruz!, oyendo su palabra:
"Está cumplida mi obra de la gran ayuda para ustedes"!
El camino está abierto de la condenación a la bendición, del
infierno hacia el paraíso de Dios, de la tristeza en la
alegría, de un mundo malo y oscuro en un futuro feliz.
El que acepta a Jesús, ya hoy es miembro de un mundo mejor y
puede ser un colaborador del Señor.