-3-Kirchenjahr bis Karfreitag 51
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:31/03/1977
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 18-3-1982 -spanisch-
Reffino, 20-3-1982 -spanisch-
Reffino, 20-3-1982 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:5 Culto de Pasión
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Jesús de Nazaret ante Pilato
Skopus: Jesús-un ejemplo para los que deben padecer
-3- Kirchenj. bis Karfreitag 51 "Jesús de Nazaret ante
Pilato."

En el último culto de pasión hemos escuchado que Jesús de
Nazaret, por el juicio religioso, por la Junta Suprema, del
pueblo Israel, fue condenado a la muerte, por sacrilegio y
por blasfemia.
Pero sabemos que exclusivamente el gobernador del Imperio
Romano puede condenar en esta manera a la muerte. Por eso
hoy tienen todos los textos el título:
"Jesús de Nazaret ante Pilato."
Todos los miembros de la Junta Suprema y los policías llevan
al preso hacia el palacio del gobernador, el cual claramente
quiere saber en qué le acusan a Jesús.
Ante el representante de un gobernador del Imperio Romano,
no se pueden hablar de sacrilegio o blasfemia, pero pronto
ya tienen otros motivos para la acusación, motivos que son
utilizados hasta hoy contra iglesias, contra grupos de
cristianos, contra cristianos responsables. Dicen al
gobernador que Jesús sea un rebelde, un revolucionario, uno
que ataca al gobernador, uno que quiere hacerse rey por un
golpe de estado. ¿Y cómo se puede comprender que Jesús la
pregunta de Poncio Pilato:
"¿Así que tu eres rey?"
contesta con
"Soy rey, como tu lo dices."?
En este aspecto se debe meditar más, lo que hoy no podemos
hacer, pero esto hemos de decir en cada caso que Jesús como
gobernante, como rey, tiene otro programa de gobierno que
todos los gobiernos de nuestro continente. Bajo su reinado
no habría tantos muchos pobres y estos pocos ricos, muy
ricos.
Es muy interesante que Poncio Pilato, no preguntando por la
afirmación de Jesús que sea un rey, dice:
"Yo no encuentro ningún delito en este hombre."
Y entonces el texto con la historia del encuentro de Jesús
con el rey de judíos, Herodes, indica que esta figura de
títere no tiene ninguna importancia. Ya más interesante es
la otra persona, BARRABAS.
Realmente, este Barrabás es un terrorista. En un asalto ha
asesinado a un hombre.
¿Quién de nosotros puede contestar la pregunta:
Por qué el pueblo con los píos, en la elección entre Jesús y
Barrabás, se deciden a favor de este guerillero?
También el representante del Imperio Romano acepta la
libertad de Barrabás, pero Jesús es condenado a la muerte, a
la cruz.
Leemos así:
"Entonces Pilato dejó libre a Barrabás, luego mandó azotar a
Jesús, y le entregó para ser crucificado."
Sin su voluntad, por su actuar y hablar, Poncio Pilato dé un
testimonio que tiene validez hasta hoy. Mirando a Jesús,
golpeado, torturado, la corona de espinas sobre su cabeza,
Pilato indica en él con su mano y dice:
"¡Aquí está el hombre!"
Jesús así es un ejemplo de todos los hombres, los cuales por
poderes y otros seres humanos y por sistemas crueles son
molestados y torturados y matados, padeciendo bajo las
crueldades de este mundo:
"¡Aquí está el hombre, el ser humano!"
Después de la última palabra del gobernador, se acerca para
Jesús el fin terrible y cruel.