-3-Kirchenjahr bis Karfreitag 36b
Lugar/Ort:Camarero/Puiggari

Fecha/Datum:03/04/1969
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 4-4-1969
Reffino, 4-4-1969
Diamante, 5-4-1969 Meroú, 20-2-1972
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:3 Culto de Pasión
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Juan 18: 37-38
Skopus: ¿Qué y quién es la verdad?
-3- Kirchjenjahr bis Karfreitag 36b -Juan 18:37-38
"Jesús respondió: Yo soy rey. Y para esto he nacido, y para
esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad.
Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato:
¿Qué es verdad?"
En este nuestro texto, Jesús de Nazareth se llama a sí mismo
REY DE LA VERDAD.
Una señal de la verdad verdadera es el saber:
Mi vida depende de Dios y de mis prójimos.
El que acepta esta realidad, está siempre al lado del Rey de
la Verdad y no puede vivir en rebelión contra Dios, no puede
rehusar su palabra y su voluntad.
Una persona, sabiendo su dependencia de sus prójimos, no
puede engañarles y mentirles.
No solamente por uns historia de la humanidad de muchos
miles de años, sino también por la historia de nuestra vida
propia sabemos que todos nosotros nos hemos comprometido al
poder del engaño y de la mentira y del ateismo. Eso salir de
la verdad con la dependencia del poder de la mentira, ha
producido ya entre nosotros muchas miserias, guerras,
revoluciones, asesinatos, procedimientos judiciales y
escándalos.
Meditando, en algunos minutos tranquilos, sobre nuestra
vida, reconocemos que hemos padecido ya muchas dificultades
por personas, las cuales se han comprometido al poder de la
mentira; pero también reconocemos que nosotros mismos ya
hemos producido miserias para los otros por nuestro mentir y
engañar y hacer mal.
Hay situaciones en que hablamos irónicamente también lo
mismo como Pontio Pilato:
"¿Qué es ya la verdad?"
Pero al fin, Jesús de Nazaret vino para aniquilar el círculo
diabólico de la mentira entre nosotros:
"Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo,
para dar testimonio a la verdad," dijo Jesucristo. Y el
debía padecer este poder cruel y brutal de la mentira hasta
las consecuencias últimas. Fue matado.
En este asesinato por el poder de la mentira humana
particparon las autoridades gobernales y eclesiásticas,
personas pías y paganos y ateístas. También de los
discípulos de Jesús leemos así:
"Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron."
¿Qué se realizaría con Jesucristo, viviendo hoy entre
nosotros, talvez como nuestro vecino?
¿No se mataría al Rey de la Verdad también con el palo de la
mentira?
Existiría en este mundo solamente la cruz de Golgota con el
Rey de la verdad, matado por las personas de la mentira, no
habría más una esperanza para nosotros. La cruz fue la señal
del triunfo del poder de la mentira humana. Pero, gracias a
Dios, que la cruz no es el último punto de la vida de
Jesucristo. Al Viernes Santo sigue Pascua de la
Resurrección. La verdad, o dicho mejor, el Rey de la Verdad
ha superado el poder humano de la mentira, reconocible en el
día de la Resurrección.
El que sigue a este Rey de la Verdad, también superará la
mentira, el engaño y la maldad de sus prójimos y también
este poder de la mentira en su propio corazón y encontrará
en amor a sus prójimos.
"Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz."