-3-Kirchenjahr bis Karfreitag 30
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:19/03/1966
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Paraná, 6-3-1966
Col. Nueva, 5-2-1967
Camarero/Puiggari, 23-3-1971
Grabschental, 20-2-1972
Grl. Racedo, 1-4-1974
Grabschental, 8-2-1974
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Culto de Pasión
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Génesis 3, 14
Skopus: Pasión de Jesús en las primeras páginas bíblicas
-3- Kirchenjahr bis Karfreitag 30 - Génesis 3: 14
"Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste,
maldita serás entre todas las bestias y entre todos los
animales del campo; sobre tu pecho andarás. Y pondré
enemistad entre ti u la mujer, y entre tu simiente y la
simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tu le herirás
en el calcañar."

Este texto hemos sacado de la predicación bíblica del pecado
original. Talvez ahora prguntamos:
¿Qué significa esta historia del pecado original en el
tiempo eclesiástico de Pasión, en que vivimos?
Pero él, que medita atentamente esta predicación del pecado
original, reconocerá que ella comprende ya la historia de la
Pasión de nuestro Señor Jesucristo. Ya en la predicación de
las primeras páginas de la Biblia, leemos de la realidad que
nosotros, hombres, no hacemos lo que Dios quiere. No hacemos
lo bueno sino lo malo, lo que Dios no quiere.
Esta es la realidad de la humanidad del principio hasta hoy.
Sabemos también que nosotros siempre echamos la culpa a los
otros. Adán echó la culpa a Eva. y ella a la serpiente. Pero
Dios no permite a nosotros este nuestro obrar y actuar. Cada
uno recibirá su castigo por sus malicias.
Esta es una señal del gran amor de Dios que también aún nos
ama con nuestras malicias. Nos ama a nosotros en la manera
que podemos vivir aunque El ha dicho que él que no cumple su
voluntad, debe morir.
Por el mandamiento Dios ha dicho a Adán y Eva:
"El día que de él comieres, ciertamente morirás."
Repito:
Dios, empero, nos ama para que podamos vivir. El amor de
Dios a nosotros es más grande que nuestra desobediencia
contra El.
Hay en esta predicación bíblica el otro versículo:
"Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente
y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza y tú le
herirá en el calcañar."
Del principio, la Iglesia cristiana ha entendido y
comprendido este versículo en la manera siguiente:
Una persona luchará contra el malo. Una persona cumplirá
perfectamente la voluntad de Dios. Vivió una persona buena
en el mundo. En esta lucha contra el malo, esta persona
deberá padecer mucho. Pero, por esta persona será vencido y
superado el malo. Ésta triunfará. Y la Iglesia Cristiana
sabe:
Esta persona es Jesucristo.
Por Jesucristo también nosotros tenemos la esperanza para
poder superar al malo y lo malo y ser personas buenas ante
Dios, ser personas con un futuro eterno.
En esta manera, el texto de las primeras páginas ya predicó
de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo por nosotros, como
señal de la esperanza para todos nosotros, muertos o todavía
viviendo:
"Jesucristo te herirá a ti, diablo, en la cabeza, y tu
diablo, le herirá a Él en el calcaña."