-2-Kirchenjahr bis Estomihi 47c
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:07/03/1976
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Camarero/Puiggari, 14-3-1976
Grabschental, 14-3-1976
Meroú, 20-3-1976
Diamante. 11-9-1976
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Estomihi
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Hebreos 4: 9 - 13
Skopus: Nuestro descanso con Dios
-2-Kirchenjahr bis Estomihi 47c - Hebreos 4: 9 - 13
"Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque
el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus
obras, como Dios de las suyas. Procuremos, ,pues, entrar en
aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de
desobediencia. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y
más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta
partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos,
y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia;
antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los
ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta."
Por el versículo
"Así pues, queda todavía un descanso sagrado para el pueblo
de Dios,"
el autor piensa en dos hechos, de la creación del mundo y de
la historia del peublo Israel.
Piensa primeramente en lo que Dios, después de la creación
del mundo, descansó de sus obras y dejó participar de este
descanso también a sus criaturas, a los los seres humanos.
Este descanso es caracterizado por la alegría que la obra de
Dios se perfeccionó.
"Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era buena
en gran manera."
Por el reposo, la creación es santificada para Dios, su
creador, su obra le alaba y glorifica.
En la terminación de la obra de Dios está su descanso.
En el fin de una época, de un tiempo de trabajo, también
para nosotros, hombres, está el día de decanso., en que
podemos alabar y glorificar con toda la creación, a Dios.
Ningún hombre permanentemente puede renunciar esta descanso,
sin
"perder su vida verdadera."
Pero con nuestro versículo, el autor también piensa en el
andar del pueblo de Israel, del pueblo de Dios, por el
desierto, en el camino de la esclavitud hacia la libertad,
"de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre al país
prometido, Palestina o Canaan."
Este regreso a su patria, se llama en la Biblia
"el descanso del pueblo de Israel".
Tal descanso no significa la vida de holgazanes o vivir en
el PAÍS de JAUJA, sino vivir en su patria, hacer lo que que
se quiere hacer alegremente, sin temor y sin miedo, y
utilizar todas las capacidades y habilidades, dadasa por
Dios, a todos los seres humanos.
Por el autor de la carta a los Hebreos, nos es dicho que
también nosotros, miembros del nuevo pueblo de Dios, de la
Iglesia Cristiana, vivimos en el camino de la esclavitud a
la libertad, de las cadenas del malo y de nuestro YO a la
libertad alegre de los hijos de Dios, listos y preparados
para participar en la obra de Dios y en su descanso,
llenados de una alegría muy profunda, para poder alabar y
glorificar a Dios, su Creador, con toda la creación.
Sabemos que estamos amenazados en este camino explicado en
el libro de un inglés
"La Peregrinación"
o en aleman:
"Die Pilgerreise".
Somos amenazados por nuestro egoísmo, por desesperación y
desaliento orgullosos.
Y nuestra voluntad para SER COMO DIOS nos lleva al abismo de
la autodestrucción e aniquilación.
Por la culpa de los hijos de Dios, debían andar tantos años
por eld esierto y no podían entrar en el país prometido.
Pero, no preguntando por la culpa, Dios sabía juntado con su
pueblo en este camino, por el hombre MOISES.
Por el, fueron animados y exhortados, consolados y
castigados los hijos de Dios. Por su siervo, el Creador les
llevó el camino recto.
Podemos decir que el pueblo Israel en su camino hacia el
país prometido, para nosotros, cristiandad mundial de hoy,
es, en todas las maneras, una parábola o un ejemplo.
También hoy, nuestro Dios está en el camino con nosotros a
un futuro mejor, pasando los tiempos actuales, que son muy
graves, pero causados por la culpa de nosotros, cristianos,
como no-cristianos.
Dios está con nosotros por su Palabra, predicada en sus
iglesias en el mundo.
El que quiere escuchar verderamente las orientizaciones para
su camino, tenga la oportunidad.
Por su Palabra, el Señor nos consuela, anima, exhorta y
castiga y nos lleva el camino recto. Un fin terrible y cruel
mno sería la culpa de Dios, sino nuestra.
El destino de nuestro camino, llevado por Dios, conocemos,
es el país prometido, el descanso de Dios, una vida en que
practicamos, con los otros hombres, una alegría profunda,
una vida en que terminaron enfermedades y la muerte,
porbreza, temor y crueldades.
Del lado de Dios, hay también todavía una solución para
nuestro país.
Pudiendo recibir de Dios, del reperesentante de un mundo
nuevo, de Jesucristo, o por la Palabra de Dios, las
instrucciones rectas para nuestro camino. ¿Por qué no
practicamos mas que hasta hoy estas posibilidades?
En el sentido de nuestro texto sería muy importante que
utilizamos el día de reposo o de descanso, el día de
Domingo, el día del Señor, para recibir, por la Palabra de
Dios, en sus muchas formas, nuevas fuerzas y ánimo para el
camino de nuestra pregrinación por los disturbios y
problemas y dificultades de este tiempo hacia el descanso de
Dios,, al país prometido, a una nueva humanidad.