-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 095
Lugar/Ort:Camarero/Puiggari

Fecha/Datum:25/12/1978
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Grl. Racedo, 22-12-1979 -spanisch-
Reffino, 25-12-1981 -spanisch-
Meroú, 26-12-1981 -spanisch-
Aldea Protestante, 25-12-1975 -deutsch-
Grabschental, 25-12-1975 -deutsch-
Reffino, 25-12-1976 -deutsch-
Meroú, 26-12-1976 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Nochebuena - Heiligabend / Culto-Gottesdienst
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 2: 8 - 12 - Lukas 2, 8 - 12
Skopus: El Niño en el pesebre es el centro de Navidad
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 95 - Lucas 2: 8 - 12
"Ver el texto en PRED. 93 y 94a"

Hoy, en este culto, no podemos hablar y explicar todas las
partes del evangelio del nacimiento de Jesucristo, por eso
hemos escuchado solamente algunos versículos de este
evangelio.
Nuestra parte tiene en su centro los pastores y los ángeles
con su mensaje y especialmente el Niño en el pesebre,
envuelto en pañales. Hoy escuchamos el mensaje de los
ángeles en otra manera que los pastores en el campo.
Nos hemos reunido en un culto de una fiesta muy importante
de la la cristiandad, de Navidad. Hemos olvidado los
problemas y dificultades de la vida diaria, festejando lo
que se realizó hace 2.000 años en Palestina. Ciertamente
pensamos también melancólicamente en las fiestas navideñas
de nuestra niñez y juventud. Nos parece muy conocido lo que
hacemos en este culto, inclusive la predicación de la
Palabra de Dios.
¡Cuántas veces hemos cantado ya los villancicos y escuchado
el evangelio de Navidad. Tal vez, directamente por eso,
comprendamos mejor hoy el sentido de los hechos en Belén,
siendo abierto para su mensaje.
Pero según mi opinión, en contrario, conociendo muy bien los
textos, costumbres y tradiciones, no somos capaces abrirnos
a las maravillas especiales, que quieren realizarse en
nuestra vida. Pensamos, tal vez, que Navidad sea una fábula
pía para niños.
Los pastores de nuestro texto todavía no sabían nada de
tradiciones y costumbres de Navidad. Escuchaban el mensaje,
trabajando en el campo entre ovejas.
Nuestro texto dice así:
"Cerca de Belén habían pastores que pasaban la noche en el
campo cuidando sus ovejas."
No se han preparado para ir a un culto tradicional o a la
Fiesta de Nochebuena, tampoco han oído de un hombre Jesús
que debía ser el Salvador del mundo.
En medio de sus vidas pobres, apenas teniendo el pan diario,
cansados en la noche, les sorprendió el mensaje alegre de la
boca de un ángel, mensajero de la realidad divina, un
mensaje que cambiará totalmente el futuro de sus vidas:
"No tengan miedo porque les traigo una buena noticia que
será motivo de mucha alegría para todos que hoy nació en el
pueblo de David, un Salvador para ustedes, que es Cristo, el
Señor."
Esto significa que los ángeles anuncian a este Cristo, quien
empezará un cambio radical de la vida triste y pobre de los
seres humanos hacia una vida llena y alegre y en abundancia,
sin angustia, sin pobreza, sin amenazas de todos los lados y
sin esclavitud.
La luz de un nuevo tiempo y de un futuro mejor entra en sus
vidas. El mensaje alegre, el evangelio de Jesucristo, bien
anunciado y bien escuchado, hasta hoy es la fuerza que
cambia radicalmente nuestra vida, dándonos ánimo y alegría,
superando todas las dificultades. Ciertamente los pastores
han comprendido los acontecimientos navideños, como quieren
ser comprendidos:
una ayuda para la vida diaria, no solamente para nuestros
sentimientos.
Este entendimiento podemos reconocer en lo que los pastores
actúan, escuchando:
"Y como señal, encontrarán ustedes al niño envuelto en
pañales, acostado en un establo."
Aceptan este niño en pañales como un hecho concreto y humano
y corren enseguida al lugar anunciado. Quisieran ver la
verdad del mensaje de los ángeles. Un explicador del texto
llama la atención de un aspecto especial de nuestra parte.
Dice que los pastores debían pensar, escuchando el mensaje,
que este niño sea un expósito, sin madre y padre y su
obligación sería ayudar y aceptar a este niño como su
propio. Debían pensar que la ayuda de Dios, en forma de este
niño Jesús, está totalmente en sus manos, piensan ser
colaboradores de Dios en la salvación de todos los seres
humanos. Como pobres, con una existencia difícil, aceptan la
tarea, dada por Dios, ser padres adoptivos de este niño, el
cual empezará una nueva época.
Con esto se junta una pregunta semejante para nosotros,
sabiendo que la única solución de todas las dificultades del
tiempo actual viene de este Jesús, nacido hace 2 mol años en
Belén, viene de su palabra y de personas que aceptan esta su
palabra y viven según ésta y como Jesús vivió.
Este niño Jesús, según nuestro texto, primeramente entendido
como expósito, siendo la ayudo de Dios, está confiado a los
pastores, en una manera semejante nos es confiada en
Jesucristo la solución de todos los problemas de los
hombres.
¿Aceptamos esta tarea, como los pastores la suya?
Al principio hemos hablado de los 3 grupos de personas de
nuestro texto, los pastores, los ángeles y el Niño en el
pesebre.
Hemos dicho que el Niño es la persona más importante,
terminemos también con este pensamiento, escuchando el
mensaje de Navidad:
"Hoy nació en el pueblo de David, un Salvador, para ustedes,
que es Cristo, el Señor."