-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 094a
Lugar/Ort:Colonia Nueva

Fecha/Datum:24/12/1972
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Diamante, 24-12-1974
Camarero/Puiggari, 24-12-1974
General Racedo, 29-12-1974
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Nochebuena - Culto
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 2: 1 - 14
Skopus: Jesús, la esperanza del mundo
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 94a - Lucas 2: 1 - 14
"Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de
parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.
Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de
Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno en su
ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a
Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto
era de la casa y familia de David; para ser empadronado con
María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y
aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de
su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo
envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no
había lugar para ellos en el mesón. Había pastores en la
misma región. que velaban y guardaban las vigilias de la
noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó um ángel
del Señor, y la gloria del señor los rodeó de resplandor; y
tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis;
porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para
todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David,
un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de
señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acosado en un
pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud
de las huestas celestiales, que alababan a Dios, y decían:
¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena
voluntad para con los hombres."

En la Fiesta de Navidad pensamos en lo que se realizó, hace
dos mil años en Belén, meditando el nacimiento de un niño.
Es muy interesante lo que dice nuestro texto de los pastores
y de los ángeles, del rancho y del pesebre, pero lo más
importante es la realidad que el texto anuncia:
El que es nacido en Belén es la salvación, sí, el SALVADOR
del mundo.
En el niño en el rancho nos es nacido el Salvador. Pero con
esto todavía no sabemos,
¿porqué este Jesús es la ayuda para el mundo? y ¿en qué
manera?
Según algunas opiniones no-cristianas, Jesús no es el único
salvador y liberador y pacificador, proclamado a la
humanidad.
Tenemos claramente muchos fundadores de religiones y
filosofías, los cuales tienen pensamientos muy sabios y
profundos, además de personas célebres, de la ciencia y de
la política que quieren cambiar la situación del mundo,
intentando salvar nuestra humanidad de un fin terrible. Por
eso, no basta cantar alegremente:
"Christo, el Salvador, nació; Jesucristo, el Salvador,
nació",
porque muchos no creen o no aceptan esta realidad.
Hemos de dar también pruebas que el Mensaje de Navidad es
verdad. Esto no es una cosa que se soluciona fácilmente.
A los pastores de Belén no fue anunciado así:
Y como señal, encontrarán Uds. al niño en un palacio, en
medio de gobernantes y reyes y representantes de religiones
y de la riqueza, andando más tarde el camino de un héroe de
su pueblo.
En contrario, leemos de un rancho, de pobreza, de un pesebre
en que está el niño. Tampoco hoy en día podemos dar pruebas
que este Jesús hace hechos grandes por los cuales la
humanidad reconoce:
Jesús es la única ayuda y el único salvador, es el único
caudillo bueno, de nuestro país.
No para siempre el Niño Jesús estará en el pesebre, crece,
actúa, ayuda, predica y cura. Pero en la política mundial de
su tiempo no se sabe nada de El. No organizó una revolución,
tampoco defendió un golpe de estado. No tenemos una foto o
un retrato de El, tampoco un libro de sus manos. Era una
persona, dándo escándalos para muchos, para gobernantes y
para píos. Tenemos su actyuar por palabras y obras, y al fin
terminó con un fracaso total.
Pañales y pesebre, en el principio de su camino,
corresponden a corona de espinas y a una cruz, en el fin.
¿No es una tontería que se dice de Jesús:
"En El nos es nacido el Salvador del mundo?"
La verdad de esta frase no podemos demostrar por el
Evangelio de Navidad, porque ya en este mensaje leemos así:
"Y encontrarán ustedes al niño",
afirmando así que se debe aprender a conocerle mejor y a
fondo.
Hoy no le hallamos a El en un rancho del pueblo Belén en
Palestina, sino en los lugares, donde es predicado el
Evangelio de El, donde se imitan su vida en palabras y
hechos, donde se práctican las formas múltiples de su amor
entre los seres humanos.
"Y le encontrarán Uds. a El",
nos invita a participar en los cultos con la presencia del
Señor.
Con culto entendemos servicio en una forma doble, servicio
de Dios a nosotros y servicios por nosotros a Dios,
comprendiendo con esto también el amor a los prójimos.
Tal culto se realiza todos los días, no solamente los
domingos.
Un ejemplo de este culto como servicio, tenemos ya por los
ángeles en el campo de los pastores, escuchando el himno:
"Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz entre los
hombres que gozan de su favor".
Donde se cantan verdaderamente así, no siendo solamente un
deseo pio, sino una realidad nueva, viene Jesús, el Salvador
del mundo.
Se podría objetar que hace el nacimiento de Jesús hasta hoy,
todavía no se ha cumplido esta frase doble en el himno de
Navidad de la gloria de Dios con la paz entre los hombres.
Por lo menos, una realidad de estas dos anuncias, siempre se
quedó anulada, o la gloria de Dios o la paz de entre los
hombres. Y esto es el error muy grande de nuestros
pensamientos, bastaría ya una realidad de estas dos, gracias
de Dios o paz entre los hombres. Pero ambas forman una única
unidad inseparable.
Muchas veces en las iglesias se han practicado y cantado la
gloria de Dios, olvidando que afuera de los templos, en
medio de este mundo, gobiernan enemistad y guerra,
injusticia y odio, en lugar de paz.
Se han tranquilizado con la opinión que la fe comprende la
vida real de los seres humanos con política y justicia y
comida.
Pero también existe el otro error que se luchan los
cristianos solamente para el bien y para la paz entre los
hombres, olvidando la fe en Dios, la Gloria a Jesucristo,
Hijo de Dios.
¿Cuándo se cumplió esta palabra de la paz entre los hombres,
salvando y liberándonos?
Todavía no se cumplio totalmente esta palabra, solamente
empezó nuestra salvación y nuestra liberación, la paz entre
los hombres.
No ya por la terminación de una guerra, gobierna la paz,
viviendo todavía bajo las presiones, gimiendo bajo tiranía,
hambre y deshumanización, por injusticia.
El que no pregunta por Dios, tampoco respeta la dignidad de
una persona, creada por Dios, según su imagen.
No aceptando el concepto de este mundo, creado por Dios,
hemos de padecer las consecuencias de un mundo perdido, como
tristeza, temor, hambre y enfermedades y opresión, causados
por nosotros mismos.
Jesucristo, nuestro Salvador, no nació para que festejemos
su nacimiento como cumpleaños, dándonos momentos de alegría
y felicidad en la Fiesta de Navidad, sino para cambiar
totalmente este mundo hacia una paz verdadera entre los
seres humanos.
En la forma en qué Jesús habló y obró, en su vivir y morir,
hemos de buscar la realidad original de Dios y del hombre.
Donde nos encuentra Jesús, reconocemos al hombre verdadero,
el cual superó el odio por amor, confiando en Dios, su
Padre. Este himno:
"Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, entre los
hombres que gozan de su favor",
no es una ilusión sino señal de la esperanza en un mundo al
abismo de su destrucción, renovado por Jesucristo, nacido en
el rancho de Belén.