-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 076
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:24/12/1970
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Reffino, 25-12-1970 -spanisch-
Paraná, 27-12-1970 -spanisch-
Grabschental, 26-12-1970 -spanisch-
Grl. Racedo, 26-12-1971 -spanisch-
Reffino, 25-12-1969 -deutsch-
Grabschental, 25-12-1969 -deutsch-
Camarero/Puiggari, 26-12-1969 -deutsch-
Aldea Protestante, 24-12-1970 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Fiesta de Nochebuena - Weihnachtsfeier
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Miqueas 5: 1 (2)
Skopus: Ser un CRISTO para los otros
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 76 - Miqueas 5: 1 (2)
"Pero tú, Belém Efrata, pequeña para estar entre las
familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en
Israel."

El profeta Miqueas dijo a sus contemporáneos esta palabra de
una nueva época de la historia humana, por el nacimiento de
un niño en la aldea chiquita de Belén.
Sus oyentes, escuchando esta predicación, no han comprendido
perfectamente al profeta:
¡De una aldea chiquita no se podría recibir la ayuda
decisiva para una humanidad con problemas y en miserias!
Tampoco los magos del oriente primeramente podían aceptar el
pueblecito Belén como el lugar, donde Dios obra por el bien
del mundo. Han creído, por eso, que el cambio de las épocas
se realizará en el palacio del rey de Jerusalén. Creer que
en medio de pobreza y miseria y esclavitud y bajo un
gobierno incapaz y cruel con una política egoista empezará a
desarrollarse la ayuda de Dios para todos, parece casi
imposible. Pero hoy nosotros sabemos que por el nacimiento
de Jesús en un rancho en Belen, se realizó verdaderamente un
cambio radical de la vida para todos los seres humanos.
De este mismo antiguo tiempo, se han hallado, hace algunos
años, un piedra con una inscripción, explicando que Augusto,
emperador del Imperio Romano, sea el salvador del mundo y un
hijo de Dios, y ha dado a la humanidad felicidad y un futuro
contento.
¡Qué discrepaancia entre Jesús, nacido en un rancho en medio
de pobreza, más tarde crucificado, y el emperador poderoso,
Augusto, el gobernante sobre el mundo antiguo!
Pero no el emperador en Roma, sino el niño pobre del rancho
de Belén, ha influido y cambiado la vida humana en una
manera profunda, durante los últimos dos mil años. El Niño
en el pesebre ha dado a la humanidad destino y ayuda, no
solamente a la humanidad total, sino a cada uno en sus
problemas y dificultades.
Dios nos da su ayuda en otra manera que pensamos.
Hoy vivimos en una situación semnejante. En este cambio de
épocas con sus problemas y dificultades y miserias, la
humanidad no sabe el camino de la ayuda; hay demasiadas
preguntas del fututo sin contestaciones adecuadas. Pero hay
también un presentimiento en el tiempo de hoy, que la misma
ayuda, visible por primera vez, hace dos mil anos, en el
renacho de Belén, podría darnos lo que nos falta en este
cambio radical de épocas.
También hoy hay poderes poderosos y planes e ideas
maravillosas, prometiéndonos un paraíso, pero en realidad
nos preparán un infierno.
¿En qué manera la ayuda de Belén podría actuar y obrar en el
tiempo de hoy?
Una personalidad de esta época, no siendo un cristiano, sino
un ateista, ha dicho:
En el caso que cada cristiano se cambiaría en un cristo para
sus prójimos, todas las preguntas recibirían una
contestación y todos los problemas podrían ser solucionados
y la miseria en medio de nosotros sería superada.
La humanidad de hoy podría recibir de nosotros, cristianos,
la ayuda decisiva para una época nueva, si comprenderíamos
nuestra fe en Jesucristo como un actuar y un obrar para el
bien de la humanidad.
Yo sé que muchos grupos de personas no tienen más confianza
en nosotros, cristianos, y menosprecian a la cristiandad.
Pero también ya hay la pregunta:
¿Qué puede esperar ya la humanidad, de nosotros, cristianos
cansados y tibios?
Muchos de nosotros son cristianos solamente según el nombre;
otros comprenden su fe exclusivamente como un amenizar
sentimal de algunas pocas horas de su vida o como una
consagración religiosa de partes especiales de su vida:
nacimiento, terminación de la edad escolar, casamiento y
muerte.
Entendiendo así nuestra fe cristiana, somos cristianos
subdesarrollados.
Una cristiandad, comprendiendo en las iglesias diferentes,
exclusivamente estos cristianos perversos, no tendría una
importancia para el mundo, no sería señal de la esperanza
para esta época, como Belén hace 2 mil años, tampoco tendría
futuro.
Parece que entre nosotros, un milagro a favor de un cambio
radical de nuestra fe en Jesucristo hacia un actuar y obrar
activo con El, Cristo, para el bien de todos los seres
humanos, sea imposible.
La fe cristiana, según los evangelios, es más un AMAR A LOS
PRÓJINOS que un practicar de ceremonias religiosas. Este
AMAR A LOS PRÓJIMOS, Jesucristo ha practicado del principio
y ha esperado de nosotros lo mismo.
Pero, solamente por un milagro muy fuerte, la cristiandad
con nosotros podría cambiarse en un Belén de hoy, en la
señal de la esperanza para una humanidad viviendo en una
situación sin salidas.
Esperamos este milagro fuerte, preparemos este cambio
radical en nuestra propia vida.
Estoy convencido que en algunos pocos de nosotros se
realizará este milagro para poder ser un cristo para los
otros en esta época, para poder trabajar también para el
bien de los otros, para poder preparar la cristiandad a un
Belén de hoy en este cambio de épocas como ayuda de Dios
para la humanidad:
"Pero tú, Belén, cristiandad cansada, para estar ayuda para
la humanidad, de ti me saldrá el que actuará con Jesucristo
para el bien de los otros."