-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 074
Lugar/Ort:Camarero/Puiggari

Fecha/Datum:25/12/1970
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Aldea Protestante, 25-12-1971 -spanisch-
Meroú, 25-12- 1971 -spanisch-
Meroú, 24-12-1974 -spanisch- durch Herrn Weiss
Reffino, 26-12-1971 -spanisch-
Aldea Protestante, 24-12-1967 -deutsch-
Reffino, 25-12-1967 -deutsch-
Reffino, 26-12-1970 -deutsch-
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:Fiesta de Nochebuena - Weihnachtsfeier
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Isaías 9: 6 - Jesaja 9, 5
Skopus: Alegría verdadera de Navidad
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 74 - Isaías 9: 6
"Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el
principado sobre su hombro; y se llamará su nombre:
Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de
Paz."

En la historia de la humanidad, la Fiesta de Navidad, de
Nochebuena, tiene su lugar fijo, no solamente en la
cristiandad.
En lo que se realizó hace 2 mil años en el rancho de Belén
se realizaron hechos, los cuales hasta hoy fascinan a
mayores y a niños.
Pero porque Navidad no es una leyenda pía, este
acontecimiento en Belén deberá consecuencias reales en
nuestra vida diaria con sus problemas, miserias y
dificultades. El que fue nacido en Belén es la ayuda de Dios
para todos nosotros, también para nosotros en nuestra vida
personal.
El texto del profeta Isaías primeramente nos dice que este
Niño es El que tiene en sus manos cielos y tierra. El es el
Señor del mundo y ningún otro. Para nosotros, cristianos,
solamente a este Señor hemos de obedecer y servir. A otros
Señores falsos no tenemos.
El Niño en el pesebre, Señor del mundo, quiere encontrarnos
como la ayuda de Dios, para nuestra vida, teniendo tambíen
aun validez en el caso que todas las otras posibilidades de
ayuda fracasaron.
El que vive en la cercanía del pesebre tiene a su lado, por
el Niño, todas las fuerzas de los cielos y de la tierra, y
para el no existen situaciones sin salidas.
En la historia de la alimentación de las cinco mil personas
por Jesucristo, tenemos un ejemplo, o también en las
curaciones de enfermos.
El, Jesús, también encuentra a personas, las cuales por su
propia culpa tienen dificultades en su vida. A ellas explica
la diferencia entre mentira y verdad, entre amor y odio,
entre mío y tuyo, y presenta el camino para posibilitar un
hacer recto. La vida del publicano Zaqueo fue arreglado
también.
El Niño en el pesebre superó también a la muerte, a la cual
tememos y cambió sus crueldades en una alegría profunda.
Por eso podemos cantar: ¡Alegría, Alegría, Alegría!"
Este Niño de Belén nos testifica que heroismo verdadero es
aceptar el camino de paciencia, y hace que regresamos a
Dios, nuestro Padre.
En Belén se presenta el amor de Dios, anulando y perdonando
nuestra culpa y nuestras maldades.
"Un Niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado
sobre su hombro; y se llamnará su nombre: Admirable,
Consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz."
Por esta palbra de profecía somos invitados cordialmente
encontrarnos con Jesús, Salvador, por el Niño en el pesebre.
Aceptando esta invitación recibiremos la alegría de Navidad:
"¡Oh santisimo, felicísimo,
grato tiempo de Navidad!
Al mundo perdido
Cristo le ha nacido,
¡Alegría, alegría, cristiandad!"