-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 063
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:11/12/1980
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Diamante, 11-12-1980
Grabschental, 14-12-1980
Camarero/Puiggari, 20-12-1980
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:3 medit. de adviento
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Mateo 11, 3
Skopus: Hagamos lo que Juan, el bautista, hizo.
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 63 - Mateo 11, 3
"¿Eres tú el que tiene que venir, o debemos esperar a otro?"

Esta pregunta de Juan, el Bautista, en la cárcel, a Jesús,
es de importancia decisiva. Juan, preguntando así, vive en
una tentación muy grande, con dudas profundas sobre Jesús de
Nazaret.
Pero el no se separa de El, a quién ha bautizado en el río
Jordán.
Porque no puede presentar personalmente su pregunta, estando
en la cárcel, a Jesús,
envía a sus amigos:
"¿Eres tú el que tiene que venir o debemos esperar a otro?"
Ningún otro puede contestar mejor esta pregunta que
Jesucristo mismo.
La duda de Juan sobre Jesús es comprensible, pensando en lo
que Juan predicó a Jesús como Mesías, como el poderoso y el
fuerte, el cual aniquilará a sus enemigos con fuego,
instalando en Palestina su reino, superando las fuerzas
militares de Roma que han ocupado el país.
Y vino este Mesías, tomando contacto tambien con el
bautista. Pero no se cambió nada, según su opinión.
Jesús predica arrepentimiento, Juan también. Jesús sana
enfermos, llama a si jóvenes y se prepara para un camino de
padecimiento.
¿Puede ser este Jesús debil el enviado de Dios?
Puede venir a nosotros la ayuda de Diuos en esta persona?
Esta pregunta no solamente mueve a Juan, el bautista, sina
cada nueva generación de seres humanos.
?Quién es Jesús en realidad? ¿Podemos confiarnos totalmente
en El? ¿No es nuestra fe en El y la esperanza que El puede
cambiar la situación del mundo y instalará un mundo nuevo
con felicidad y justicia, una única iluisión?
¿No somos ya desilusionados?
¿No eran sus contestaciones de nuestras preguntas dadas en
otra manera que hemos pensado? ¿No son sus palabras
molestias para nosotros? ¿Es Jesucristo en realidad El que
tiene en sus manos cielos y tierre, El que no espera de
nosotros piedad, sino obediencia?
¿Es Jesucristo El que puede darnos la ayuda necesaria para
nosotros en este tiempo actual?
Sin contestar todas estas preguntas, hagamos lo mismo que ha
hecho Juan, el bautista, ir a Jesús, hablando con El en
oración y escuchando su palabra. El tiempo de adviento nos
da una oportunidad en este sentido.