-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 058b
Lugar/Ort:Aldea Protestante

Fecha/Datum:14/12/1978
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Camarero/Puiggari, 16-12-1978
Aldea Protestante, 13-12-1979
Reffino, 11-12-1981
Aldea Protestante, 10-12-1981
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:3 medit. de adviento 1978
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 3: 7
Skopus: Zeremonias no son preparaciones de adviento
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 58b - Lucas 3: 7
"Juan les decía: ¡Raza de víboras! ¿Quién les avisó a
ustedes para que escaparán del terrible castigo que se
acerca? Pórtense de tal modo que se vea claramente que han
cambiado de actitud."

Hablando del venir de Jesús, hace 2.000 añor en Belén, para
la salvación del mundo y de todos los eres humanos, también
se hablan del principio de un precurso, el cual prepara el
camino del Señor y Salvador, predicando lo que se realizará.
Nosotros sabemos que la gente hace 2 mil años reconoció en
Juan, el bautista, a este precursor.
Lo que el predicó era una predicación muy dura. Para recibir
rectamente al Mesías, no basta cambiarse en sus
pensamientos, sino también las actitudes deben recibir otra
dirección. No se deben hacer lo malo, sino lo bueno, no
solamente a los amigos, sino también a los enemigos. El
contenido de todas sus predicaciones tiene un centro:
"Cambien de actitud, porque el reino de los cielos está
cerca."
Como señal exterioir de la aceptación de este cambio de
actitud, de este cambio de su camino malo, deben ser
bautizados en el río Jordán. Y el resultado de la
predicación de Juan, el bautista, era grande. Leemos que
toda la gente vino a el, dejándose bautizar,
Pero, Juan, el bautista, no se alegró sobre este resultado
muy bueno, sino se enojó:
"Juan les decía: ¡Raza de víboras! ¿Quién les avisó a Uds.
para que escaparán del terrible castigo que se acerca?
Pórtense de tal modo que se vea claramente que han cambiado
de actitud."
Con estas palabras duras rechaza a los que vinieron con los
otros por un cierto compañerismo, rechaza a los que están a
los lados del Jordán por un tradicionalismo pío.
Especialmente el es muy duro a los que tienen la culpa que
el pueblo no andaba caminos rectos y buenos. El les dijo a
los que tienen la responsabilidad que ellos no puedan
salvarse del juicio o de la ira de Dios, por un bautismo.
Ellos deberán padecer las consecuencias de su actuar malo
hasta el fin. Solamente en el caso que quieren recibir al
Mesías en una manera adecuada, aceptando la ayuda que
necesitan también, empezando a no seducir más el pueblo, no
vivir más en rebelión contra su Dios, sino preguntando por
su voluntad, viviendo en conformidad con esta voluntad,
puden salvarse.
Esto es lo que tiene validez también para nosotros,
preparándonos en este tiempo de adviento.