-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 055b
Lugar/Ort:Diamante

Fecha/Datum:11/12/1975
Otros Lugares/Weitere Predigtorte:
Reffino, 14-12-1975
Aldea Protestante, 18-12-1975
Fed.Arg.Igl. Ev., 10-12-1990
Año Eclesiástico/Kirchenjahr:4 medit. de adviento 1975
Libro Bíblico/Buchbezeichnung:Lucas 19:10
Skopus: Nosotros esperamos hechos maravillosos
-1-Kirchenjahr bis Weihnachten 55b - Lucas 19, 10
"Pues el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que
estaba perdido."

Pensando especialmente en el tiempo de adviento en
Jesucristo, el cual vendrá por segunda vez para juzgar a los
vivos y a los muertos, para preparar y perfeccionar el nuevo
mundo con nueva tierra y nuevo cielo, en que habitan
justicia para todos, nuestro texto, empero, nos exhorta que
no olvidemos lo que nuestro Señor hizo en el primer venir
por nosotros, en su hacer y actuar y hablar y padecer:
"Pues el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que
estaba perdido."
Lo que los hombres en el adviento de tiempos antiguos han
esperado y lo que empezó en el rancho de Belén por el
nacimiento de Jesús, es resumido en nuestro texto por las
palabras:
"a buscar y a salvar que estaba perdido".
¿Y qué significa la palabra PERDIDO?
Tal vez podríamos decir así:
El hombre perdió a si mismo, a su prójimo y a su Dios.
Por eso, este hombre está andando por esta vida
descontentamente, sin confianza y sin esperanza. El odia y
mata a sus prójimos y les engaña y roba lo que puede. Por
eso, el no sabe a hacer nada con Dios y su Palabra, sí, este
hombre quiere hacerse Dios, pero por esto el se cambia en un
diablo, en un demonio..
Por el venir de Jesús hace 2 mil años, por su vida, padecer,
morir y resucitar hemos recibido la posibilidad de hallar un
nuevo contacto con nosotros mismos, con nuestros prójimos y
con nuestro Dios.
Estos contactos son las condiciones que nuestra vida puede
ser nuevamente más humana.
Sabiendo esto, tenemos tambiémn la esperanza y certitud que
se realizarán milagros y milagros en el futuro.
Como hombres en el adviento esperamos anhelosamente el nuevo
futuro del Señor, porque es también nuestro futuro.
"Pues el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que
estaba perdido."