Beendigung meiner ökumenischen Arbeit
Carta 157
Lugar/Ort:Buenos Aires
Fecha/Datum:1993
Resumen/Skopus: mit Akzeptierung durch die Kirchenleitung.


P. ret. Carlos Schwittay
Andrés Lamas 563
1714 Ituzaingó
Prov. Buenos Aires Ituzaingó, el
6 de agosto de 1993

A la
Junta Directiva
de la IERP
Presente


Estimados/as hermanos/as:
Ya hace 2 años yo tengo el deseo de abstenerme
de todos los cargos en el ecumenismo que la
Junta Directiva me pidió, porque los problemas
y dificultades de una edad avanzada se aumentan
siempre más.
Ahora vino el momento definitivo. Con esta carta
renuncío todos mis cargos, especialmente en las
comisiones siguientes:
CODEC
CEICA
Cat.-Lut.
Tripartita
Unidad Luterana
CMC
Leuenberg.
Agradeciéndolas por la confianza que me han dado
en los últimos 10 años, saludo cordialmente a
Uds.
Carlos Schwittay
¡Copia a P. Bruno Knoblauch
como suplente de Coordinación
de CODEC!

Iglesia Evangélica
del Río de la Plata Buenos Aires, 8 de setiembre
de 1993
No.55-1119 I
erz

Pastor Carlos Schwittay
Andrés Lamas 563
1714 ITUZAZINGÓ, BS.As.

Estimado colega don Carlos Schwittay:

A pesar de que ya hablamos del tema, quiero
responder brevemente tu carta del 6 de agosto, mediante la cual
renunciaste a todas las comisiones en las que venías desempeañdo.

Consideramos extensamente esa carta en nuestra reunión de la Junta
Directiva de los días 20 y 21 de agosto. Primeramente tomamos
conciencia de la cantidad de comisiones en las que particibas y
con cuanta eficiencia y fidelidad te desempeñaste en cada una de
ellas. Sin duda, durante todos estos años, tu trabajo y tu
reflexión desinteresados y fructíferos fueron un aporte
invalorable, tanto para nuestra iglesia como para los distintos
foros ecuménicos en los que actuaste. En todos estos foros, por
intermedio de tu persona, la Iglesia Evangélica del Río de la
Plata estuvo representada con un equilibrio y una profundidad no
siempre vistos. La Junta Directiva, unánimamente, te expresa su
más profundo agradecimiento por tanto esfuerzo y te desea que el
Señor que nos une en la fe y que juzga las actitudes y los empeños
de las personas, te siga acompañando con abundantes bendiciones
para una vida feliz en compañía de la querida esposa.
Finalmente, resolvimos aceptar tu renunciar en la esperanza de que
la Comisión de Ecumenismo nos ayude a encontrar las personas
apropiadas para sustituirte en cada una de las comisiones. Sin
embargo, después de algunos meses dedicados totalmente al
descanso, quisiéramos tener la posibilidad de convocarte, de ser
necesario, para contar con tu valioso aporte como "asesor
permanente de la Comisión de Ecumenismo". Personalmente te deseo
que con buena salud encuentres ahora ese mayor descanso para
dedicarte a la lectura, a tu familia y a dominar a esa nueva
maravilla de la tecnología moderna: la computadora.
Mis mejores deseos de bendición y mis calurosos saludos
fraternales.

Rodolfo R. Reinich
Pastor Presidente



Buenos Aires, 26 de agosto de 1993

Pastor Carlos Schwittay
Andres Lamas 563
1714 ITUZAINGÓ
Prov. Buenos Aires

Muy apreciado hermano:

Nos hemos reunido como Consejo para la Misión
Conjunta y unánimamente hemos resuelto enviarle
nuestro saludo fraternal, expresarle muestro
gran aprecio y agradecerle su aporte en pensa-
miento y trabajo en este proyecto.
Deseamos que el Señor continúe utilizando sus dones
al servicio de la Iglesia, su vida, misión y
ministerio en unidad.
Queremos decirle, don Carlos, que lo
acompañaremos en oración tanto a Usted como a su
esposa Esther.
En el amor de Jesucristo

Rodolfo Reinich Obispo Aldo Etchegoyen


P.D. Aprovechamos para invitarle a nuestra reunión
del CMC el día 28 de setiembre 93 desde 9,30
a 16 hrs.


Buenos Aires, 29 de setiembre 1993

Pastor
Carlos Schwittay
Andrés Lamas 563

1714 Ituzaingo

Estimado hermano Carlos:

Estamos en este momento reunidos en la CODEC y
hemos leído tu carta en la cual expresas tu
renuncia al cargo de coordinador y a formar parte
del staff regular de nuestra comisión.

Fueron largos años de trabajoa en equipo, que
dieron sus frutos en distintos niveles. Fue un
trabajo que significó un gran desgaste a tu salud
por la dedicación que ponías en la tarea.

Nos gustaría poder consultarte sobre temas
puntuales cuando consideremos que tu experiencia
ecuménica y teológica nos signifique aportes
específicos a la tarea que realizamos.

Te agradecemos profundamente tu disposición y
entrega a la misma y todo lo que hemos aprendido
de ti, nuestro hermano mayor en este equipo y en
la Iglesia.

Te saludamos fraternalmente en Jesucristo.


Por la CODEC

Norberto Rasch Dieter Thews Bruno Knoblauch