Hacia un reconocimiento mutuo del Bautismo
Documento 136
Lugar/Ort:Gemeindeblatt
Fecha/Datum:1987
Resumen/Skopus: Dieses Dokument wurde erarbeitet durch die Kommission zwischen der Kath., Kirche und IELU und IERP und beendet am 12.12.1987 und im Gemeindeblatt veröffrentlicht in der Nr. 6 des Jahres 1988.


HACIA UN RECONOCIMIENTO MUTUO DEL BAUTISMO

La Comisión para el Diálogo Católico-Luterano en la Argentina ha
estudiado largamente el tema del Bautismo en ambas comuniones, y
teniendo en cuenta la necesidad de gestos de unidad y
reconciliación en nuestro país, así como salvando el derecho de
nuestras autoridades eclesiásticas sobre este texto, recomienda
vivamente la adopción de la siguiente "Declaración conjunta de
reconocimiento mutuo del sacramento del bautismo":
1. La palabra del Evangelio -"el que crea y se bautice, se
salvará"- y la fe cristiana a lo largo de los siglos presentan al
Bautismo como una realidad esencial de la Iglesia. Católicos y
Luteranos profesamos en el Símbolo de Nicea nuestra fe en el
Bautismo "para la remisión de los pecados".
2. El sacramento del Bautismo es el principio de comunión que
existe ya entre quienes confiesan en sus comunidades de fe al Dios
Uno y Trino, y a Jesucristo como único Señor y Salvador.
El bautismo de adultos e infantes, y la fe trinitaria y
cristológica crean entre los miembros de las distintas comuniones
eclesiales un vínculo de hermandad que tiende hacia la plena
unidad, don del Espíritu Santo.
3. Confesamos que el sacramento del Bautismo, don de Dios, nos
incorpora a Jesucristo muerto y resucitado. El Bautismo no debe
reiterarse en ninguna de las dos comuniones, porque declara y
realiza nuestra justificación.
Asimismo reconocemos como válido el Bautismo celebrado con agua y
"en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo", el
Dios Uno y Trino, cuya gracia salvadora nos llega por este
sacramento de la fe.
También reafirmamos que el Bautismo nos hace ingresar a la
Iglesia, cuerpo de Cristo, nos constituye como pueblo de Dios, y
da inicio a una vida nueva en el Espíritu Santo, que permite
testimoniar el Evangelio mientras vivimos en este mundo bajo la
condición de peregrinos.
4. Tanto la Iglesia Católica como las iglesias de confesión
luterana, desde el momento en que esas comuniones quedaron
separadas, han reconocido la mutua validez del rito bautismal,
aunque ello no siempre se expresó en la práctica.
5. La conclusión de varios acuerdos teológicos, fruto de muchos
años de diálogo ecuménico, mueven a la Iglesia Católica en la
Argentina, a la Iglesia Evangélica Luterana Unida y a la Iglesia
Evangélica del Río de la Plata a manifestar de manera pública y
oficial este reconocimiento mutuo, que tiene como antecedentes los
acuerdos acerca del Bautismo realizados en estos últimos años.
Por la Iglesia Evangélica
Luterana Unido:
Pastores David J. Calvo,
Dr. Augusto Fernández Arlt, y
Dr. Ricardo Pietrantonio

Por la Iglesia Evangélico del
Río de la Plato:
Pastor Carlos Schwittay

Por la Iglesia Católica:
Padres Juan Carlos Maccarone,
Remigio Paramio, y
Osvaldo Santagada, y
Dr. Norberto Padilla

Buenos Aires, 12 de diciembre de 1987.