Informe de la Comisión Antepreparatorio sobre matrimonios mixtos
Documento 124
Lugar/Ort:Buenos Aires
Fecha/Datum:1985
Resumen/Skopus: Resultado de los estudios de IELU y IERP y Cat. Romano über Matrimonios mixtos. 26-10-85


Secretariado Nacional de Ecumenismo -Area de la Fe-
Conferencia Episcopal Argentina

Rodriguez Peña 8446
Buenos Aires

Informe de la Comisión Interdenominacional sobre Matrimonios
Mixtos

La Comisión Antepreparatoria para el Diálogo, constituida por
representantes del Secretariado de Ecumenismo de la Conferencia
Episcopal Argentina (Iglesia Católica Romana), y de las Iglesias
Evangélica Luterana Unida y Evangélica del Río de la Plata, se
propuso estudiar la problemática de los matrimonios mixtos (MM).
Luego de varias reuniones, en las que se contó con el invalorable
aporte del Pastor Carlos Schwittay y del Pbro. Dr. Víctor Pinto,
que culminaron en la jornada del 26 de octubre de 1985, en la sede
del Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos, los
miembros de la Comisión han coincidido en estas conclusiones:
1. Invitan a las respectivas Iglesias a profundizar el análisis y
la discusión del Informe final de la Comisión de estudio
católico-luterano-reformado sobre "Teología del Matrimonio y el
problema de los matrimonios mixtos" de 1976.
2. Del referido Informe, elaborado por representantes del
secretariado para la Unidad de los Cristianos, la Federación
Luterana Mundial y la Alianza Reformada Mundial, extraen los
siguientes párrafos, que reflejan la sustancia del diálogo
sostenido este año:
a) "Por lo tanto, las iglesias tienen una doble responsabilidad en
lo que concierne al matrimonio y especialmente, a los MM. La
primera, es enseñar a sus miembros una concepción teológica
vigorosa que muestre al matrimonio enraizado en la alianza de Dios
con su pueblo y la familia cristiana como una comunidad de fe. La
segunda, es ser mediadora de la gracia liberadora que ayudará a
los miembros de la iglesia, no sólo a vivir su propio matrimonio
bajo el señorío de Cristo, sino también a convertirse en una
comunidad de ayuda mutua y de sostén donde se respalden
mutuamente" (Nro. 54).
3. En particular, la Comisión se detuvo en la situación que se
presenta cuando el contrayente no católico, en el caso de
matrimonio con un católico, encuentra dificultades graves para la
celebración del matrimonio ante el ministro católico.
Tratándose de personas bautizadas, que desean casarse "en el
Señor". La celebración religiosa es la que expresa ese compromiso.
De otro modo, su vida conyugal comienza sin referencia al sentido
cristiano que debe signarla.
Por ello, la Comisión solicita al Equipo Episcopal de Ecumenismo
que propicie una adecuación de la disciplina vigente en la
Argentina para los casos de dispensa de la forma canónica, a fin
de que, cuando ella es concedida, se lo haga preferentemente en
favor de una celebración religiosa.
La Comisión se compromete a ofrecer a las autoridades respectivas
los rituales de celebración del matrimonio en cada una de las
iglesias que la integran, y a proponer pautas para la intervención
de los ministros de otro culto invitados a participar en ellas. De
este modo, se fomentará un mejor conocimiento y aprecio mutuos y
se podrá llevar a la práctica pastoral lo que el estado actual del
diálogo entre las Iglesia Católica Romana y de tradición Luterana,
hacen aconsejable.
4. El testimonio común de la fe en el designio divino sobre el
matrimonio, es particularmente necesario en tiempos en que, por un
lado, se constata el avance de la secularización y de diversos
peligros para la unidad y estabilidad de la familia, mientras que
por otro, muchos jóvenes buscan comprometerse con una profunda
vida cristiana y esperan de la Iglesia guía y estímulo para ello.

(Noviembre de 1985)