Rückblick auf 27 Jahre Gemeindearbeit -spanisch und deutsch-
Vortrag 101
Lugar/Ort:Aldea Protestante
Fecha/Datum:1982
Resumen/Skopus: Vortrag bei der Abschiedsfeier nach 27- jährigem Dienst in der Gemeinde General Alvear am 27. Juni 1982.


Reseña de los 27 años de servicios pastorales en esta congregación
GENERAL ALVEAR.

Ya hoy de mañana en el culto hemos escuchado que en una
congregación cristiana siempre debe ser oída la Palabra de Dios,
para que dé la posibilidad a nosotros ser obediente a ésta.
El apóstol Pablo escribe:
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyanse y anímense unos a otros con toda sabiduría",
y el apóstol Santiago:
"Pero hagan lo que el mensaje enseña, y no lo oigan solamente".
Este objeto y destino no puede ser destruido.
Claramente todo esto:
"Anunciar el mensaje alegre de Jesucristo",
no se realiza en el o del cielo como un milagro extraordinario,
sino en medio de este mundo, con sus culturas, estados e idiomas y
por personas como Uds. y yo.
En nuestra
IGLESIA EVANGÉLICA DEL RÍO DE LA PLATA
juega un rol muy grande el servicio pastoral para anunciar la
Palabra de Dios.
Este servicio solamente es aceptable si es comprendido como un
servicio de ayuda para que cada cristiano verdadero pueda ser por
su vivir y hablar un anunciador del mensaje alegre de Cristo.
Dando una reseña de los servicios pastorales de los últimos 27
años, sabemos que estos servicios son una continuación de que
empezara oficialmente en el año 1896, en que fue instalado el
primer pastor.
Pensamos en esta hora con agradecimiento a los muchos
colaboradores que han servido hace 27 años y antes acá, en nuestro
ambiente y en toda la provincia de Entre Ríos que han servido con
su vida y con su testificación de la Palabra de Dios, inclusive
todos los pastores y sus familias.
¿Qué seríamos sin la nube de los testigos antepasados?
Llegando hace 27 años en este lugar, mi esposa y yo, teníamos la
pregunta casi sin solución:
¿Cómo podemos cumplir nuestro servicio sin conocimiento del idioma
nacional y de la situación espiritual, nacional y eclesiástica?
Nosotros aún no teníamos la posibilidad, como entonces los
pastores extranjeros, participar en un curso intensivo para
aprender el idioma nacional con una introducción en la historia
argentina.
Nos ayudó mucho que todos los servicios se realizaron en el
principio en alemán y nos recibió la comunidad de Aldea
Protestante y toda la congregación de General Alvear con cariño.
Hemos reconocido enseguida claramente en que manera aún vivíamos
en un gheto, en un circulo cerrado de otra cultura e idioma, sin
influencia en un mundo que nos rodeaba.
Pocos miembros habían cumplido la Escuela Primaria, aún menos
tenían estudios secundarios.
Durante todos los 27 años de nuestro servicio pastoral nos
acompañó la ruptura de las cadenas del circulo cerrado del idioma
y de la cultura, lo que se realizó y aún se realiza también en
nuestra iglesia.
Esto tenía y tiene consecuencias para toda la vida de la
congregación.
Porque esta ruptura se realizó en la forma de un proceso podíamos
abrirnos más fácil para el idioma nacional y el ambiente.
En los primeros años estábamos sobre mi escritorio
la Biblia en castellano y en alemán,
la gramática del idioma nacional,
el libro de la historia de la Argentina y
el diario DEMOCRACIA de Buenos Aires.
Atención: Con este diario yo no quiero hacer propaganda política.
Hoy se realizan 80% de todos los servicios en castellano.
No solamente en los primeros tiempos era el destino de todos los
esfuerzos mediar el contacto de todos los miembros de la
congregación con la Palabra de Dios por cultos, mayores y menores,
meditaciones bíblicas, cultos de adviento y pasión, por encuentros
juveniles y por reuniones de cine. Pronto podíamos comprar un
auto, lo que facilitó la obra.
Existió dentro de la congregación únicamente un camino de algunos
kilómetros de asfalto, de Tablillas a Diamante.
Muchas veces estaba detenido por lluvias.
Al principio formaron la congregación de General Alvear los
lugares siguientes:
Aldea Protestante,
Camarero,
Reffino,
Meroú,
Paraná,
Col. Nueva,
Hernadarias y
Vizcacheras. Más tarde se hizo cargo de Hernandarias y Vizcacheras
la congregación de Viale y hace pocos años formaron Paraná y Col.
Nueva una propia congregación.
Se fundaron pronto Grabschental y Diamante y como lugar de
predicación la estación General Racedo.
En el curso de los tiempos, por un cambio de la forma de trabajo
en el campo, nuestros miembros alcanzaron un nivel cierto de la
vida, también en la construcción de sus casas.
Pronto notaron que sus capillas etcta. no estaban en el mismo
nivel y por eso vino la idea de construir nuevas iglesias, siempre
según los planos de profesionales. Nos ayudaron mucho en la
construcción de nuestros nuevos templos en Aldea Protestante,
Camarero/Puiggari,
Grabschental,
Reffino y
Diamante,
los subsidios de la Obra de Gustavo Adolfo y de la Iglesia
Evangélica de Westfalia en Alemania. Estos subsidios nos animaron
colaborar intensivamente en la construcción y con donaciones.
En estos tiempos casi todos los miembros colaboran personalmente
en la construcción.
Al elaborar el techo de hormigón de nuestro templo en Aldea
Protestnate, conté una vez 120 miembros bajo las instrucciones del
miembro Wilczynski.
En el curso de los años, en que nosotros nos sentimos siempre más
como parte de nuestro ambiente, siempre más debían ser tratado
también por predicaciones y meditaciones lo que se realiza
alrededor de nosotros y los problemas y alegrías de nuestro país.
Aún no vivimos en el cielo, sino en la tierra y la Palabra de Dios
piensa en nosotros en nuestra situación concreta como persona,
familia, aldea, colonia o país.
La Palabra de Dios debe ser explicada siempre de nuevo en cada
otro caso.
Solamente el ha escuchado bien la Palabra de Dios, quién sabe,
disgustado o alegremente:
El texto bíblico piensa personalmente en mí, en mis problemas o en
mis alegrías.
En los años del Concilio Vaticano Segundo nos hemos reforzado a
comprender lo que se realizó en la Iglesia Católica Romana y su
Concilio.
Para ayudarnos en estos esfuerzos, nos dio una conferencia en el
templo en Aldea Protestnate, el arzobispo de Paraná, Dr. Tortolo.
Para hallar una única dirección en todos los trabajos, nos juntó
para 2 decenios de años nuestro boletín LA VENTANA ABIERTA.
Este boletín podía abrirnos para la vida de las congregaciones de
nuestro destrito y de nuestra iglesia, pero también para todas las
otras iglesias en nuestro país y en el mundo.
Este ABRIRSE para el ecumenismo significó pero también
diferenciarnos de las iglesias o de los grupos que se han separado
del fundamento común de nuestra fe cristiana, como los
ADVENTISTAS, que han tentado, siempre y siempre, perturbar a
nuestros miembros.
Sabemos que la Palabra de Dios no solamente nos consuela sino pide
también la colaboración en iglesia, comunidad y sociedad.
Para saber lo que significa esto, yo estaba 3 años miembro del
CONSEJO MUNICIPAL PARA LA PROMOCIÓN DE LA COMUNIDAD DE DIAMANTE,
también estaba al lado de nuestros campesinos pequeños y medianos
que se han organizado en las LIGAS AGRARIAS ENTRERRIANAS. Muchos
años, nosotros en relación con la SOCIEDAD ALEMANA DE BENEFICENCIA
nos sabíamos responsables también para los leprosos en Fidanza bei
Paraná.
Los tiempos del peligro de revolución, gritos de guerra y guerra,
no pararon sin huellas por nuestra congregación. Pidieron una
contestación del lado de la Palabra de Dios.
Yo podría referirme aún en muchas otras realidades, pero no quiero
olvidar que durante de todos estos 27 años el coro de Aldea
Protestante fielmente hizo su servicio, no solamente por cantar,
sino también en otros aspectos. Muchos años nos ayudó también el
coro de Camarero/Puiggari y algunos tiempos también el de Reffino
y un conjunto de Meroú, como un grupo de guitarristas en Aldea
Protestante y los muchos grupos de flautas dulces del mismo lugar.
¿¡ Qué sería ya nuestra congregación de General Alvear sin los
muchos colaboradores en la Comisión Directiva de General Alvear y
en cada lugar, como ordenanza o presidente o como ayudante en la
escuela dominical o en el grupo de los niños o como organistas y
en muchos otros aspectos, también los que han preparado esta
fiesta?!
A todos agradezco mucho por la buena colaboración, tampoco
quisiera olvidar a los que han dado el cargo a otros o son
fallecidos.
Hoy no puedo olvidar a mi esposa que era mi colaboradora y mi
acompañante en todos los trabajos en estos 27 años.
Terminando ahora nuestro trabajo de 27 años, estamos consolados
porque sabemos que esta congregación está en las manos de su Señor
Jesucristo y vive en la comunidad de muchas otras congregaciones
de nuestra Iglesia Evangélica del Río de la Plata, especialmente
en la de las congregaciones de nuestro distrito de Entre Ríos.
Hasta que tendrá el nuevo pastor, estas congregaciones de Entre
Ríos nos darán sus pastores para todos los servicios. El programa
está preparado ya para el tiempo hasta noviembre.
Así no nos faltará la Palabra de Dios en los próximos tiempos y
podría realizarse lo que el apóstol Pablo escribe:
"Que el mensaje de Cristo llene completamente sus corazones.
Instrúyame y anímense unos a otros con toda sabiduría",
y el apóstol Santiago:
"Pero hagan lo que el mensaje enseña, y no lo oigan solamente."
Mis servicios como pastor de la Congregación "General Alvear",
terminan el 27 de junio de 1982 en Aldea Protestante, separándose
nuestros caminos, pero sabemos que también en el futuro somos
juntados por nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Su bendición sea
con todos nosotros hoy y para siempre.

Carlos Schwittay

Dada en la Fiesta de Despedida, despúes de 27 años de
trabajo en la Congregación de General Alvear? Entre Ríos, el 27 de
junio de 1982 en Aldea Protetsante.