Historia y organización de nuestra Iglesia Ev. del Río de la Plata
Vortrag 097
Lugar/Ort:Crespo
Fecha/Datum:1981
Resumen/Skopus: Vortrag bei einem Kurs für Jugendliche in Crespo vom 24. - 26.7.1981.


En el principio de nuestra iglesia, así podemos decir, son hombres
que salieron de su patria Alemania o Suiza, o como nuestros
antepasados de su segunda patria Rusia, para buscar una nueva
patria con la esperanza de hallar ella en esta zona del Río de la
Plata en la Argentina, Uruguay y Paraguay.
Problemas y dificultades en Europa y una vida mejor en este
continente eran el motivo de este cambio. Estos hombres habían
llevado de Europa al Río de la Plata su fe evangélica y su idioma
y cultura alemana, lo que estaba en el peligro de perderse en un
ambiente católico, caracterizado también por otras culturas.
Después de los primeros tiempos graves, siempre han buscado de
guardar su identidad como evangélicos y alemanes.
Así está en el principio de nuestra historia la fundación de la
Congregación Evangélica Alemana de Buenos Aires, el 18 de octubre
de 1843, con el fin, pedir de Alemania un pastor para dar cultos
en alemán y para fomentar una escuela alemana para los niños.
Sugerida por esta fundación también los alemanes evangélicos en
Montevideo/Uruguay pidieron por un pastor que vino en el año 1857.
Hasta este año ayudó el pastor de Buenos Aires.
Esto se puede decir también que la Congregación Evangélica Alemana
de Buenos Aires ayudó según sus posibilidades en el INTERIOR del
país con la Palabra de Dios y en la fundaciones de congregaciones.
Es pastor dio cultos del año 1864 a las familias suizas en
Baradero.
En el año 1857 recibió la Colonia Esperanza en Santa Fe su propio
pastor.
De Esperanza vino de cuando en cuando el pastor a Aldea
Protestante, dónde se fundó la primera colonia en el año 1878 de
ruso-alemanes, y dio cultos.
Esto no bastó y se pidió por un propio pastor que vino de Alemania
en el año 1896.
Los tipos de los inmigrantes no son caracterizados solamente con
alemanes y evangélicos, porque bajo alemanes se comprenden tantas
tradiciones diferentes y bajo evangélicos entendemos luteranos,
reformados y unidos y otros más.
¡Qué diferencias grandes existieron entre comerciantes, obreros,
hombres de ciencia y campesinos!
En el principio no se podía unir a todos estos en una
organización, tampoco las congregaciones querían renunciar a sus
privilegios.
Debían pasar aún decenios de años hasta que las congregaciones,
siempre en aumento, querían formar una organización para todos,
UNA IGLESIA.
Una ayuda para formar una organización existió en lo que todas las
congregaciones fundadas tenían una relación con la Iglesia Unida
en Alemania, de la cual recibieron sus pastores y otras ayudas.
Así se formó en el mes de noviembre del año 1863 la "Reunión
sinodal de los pastores evangélicos de la Iglesia Unida de
Alemania en el Río de la Plata", una organización exclusivamente
para pastores.
Muchos años más tarde en el año 1895, sugirió la congregación de
Progreso, parte de Esperanza/ Santa fe, formar una FEDERACIÓN DE
CONGREGACIONES EVANGÉLICAS EN LA ARGENTINA.
Después de 4 años, la congregación de Buenos Aires invitó a los
presidentes de las congregaciones en el Río de la Plata a un
SÍNODO PREPARATORIO.
De entusiasmo no se podía hablar, pero un grupo pequeño se reunió
y elaboró los estatutos para la organización futura.
En el mes de agosto de 1900 se reunió por primera vez el SÍNODO y
se dio como organización el nombre
SÍNODO EVANGÉLICO ALEMÁN DEL RÍO DE LA PLATA.
En los años siguientes formaban parte de este SÍNODO también las
congregaciones que en el principio negaron para participar.
Los estatutos de esta primera organización son una señal que todas
las congregaciones no querían renunciar su libertad y sus
privilegios a favor de una organización mayor.
Este SÍNODO en verdad aún no se podía llamar IGLESIA, también era
dependiente de Alemania, pero significó un paso hacia una IGLESIA
VERDADERA.
Este sinodo fundado superó todas las dificultades de dos guerras
mundiales y creció constantemente.
En el año 1949 teníamos 18 pastores y hoy somos cerca de 50.
De una importancia muy grande para nuestra iglesia era el 19
sínodo del año 1956 en Esperanza/Santa Fe.
Los representantes de las congregaciones decidieron la
independencia, querían ser una iglesia de este continente, lo que
se expresó también en el año 1965 por el cambio de nuestro nombre.
En lugar de Sínodo Evangélicao Aleman del Río de la Plata nos
hemos dado el nombre
IGLESIA EVANGÉLICA DEL RÍO DE LA PLATA.
La palabra ALEMÁN fue anulado y SÍNODO cambiado en IGLESIAS.
Los años siguientes en nuestra iglesia fueron llenados con la
pregunta:
¿Qué significa ser una Iglesia en nuestro AMBIENTE?
Esta pregunta aún hoy espera una contestación. Algunas
contestaciones hemos dado ya:
Muchas obras diaconales fueron empezadas.
Más trabajos en el idioma nacional.
Contacto con las otras iglesias. Estudios Teológicos de nuestros
pastores con los pastores de otras iglesias en ISEDET.
Somos miembro de la Federación Arg. de las Iglesias Evangélicas.
También somos miembro del CONSEJO MUNDIAL DE IGLESIAS CRISTIANAS.
Colaboramos con otras iglesias en la JUM con los paisanos TOBA, en
CUEC para una enseñanza mejor de los niños y otros más.
En cada forma hoy somos confrontados como una iglesia de nuestro
ambiente con la realidad de todos los problemas y dificultades y
somos preguntados por nuestra responsabilidad.
No queremos y no podemos vivir más en un aislamiento como antes.
El proceso de va a ser una iglesia verdadera no se terminará
nunca, porque el Señor de la Iglesia, siempre de nuevo nos
pregunta por nuestra obediencia actual.
La organización de nuestra iglesia se arregla en la relación con
el Estado según los ESTATUTOS y especialmente por el Régimen
Eclesiástico.
Muy interesante es el cuadro de nuestra iglesia en la última
página del Escudo de la Fe.
Formar parte de nuestra iglesia, puede una congregación que tiene
personería jurídica por el gobierno.
La Comisión Directiva de una congregación es la autoridad
responsable ante el gobierno y ante la iglesia. El pastor también
siempre es miembro responsable de la Comisión Directiva.
La congregación arregla su vida según sus propios estatutos en
conformidad con Decisiones, Estatutos y Regímenes etcta. de la
iglesia.
Tenemos 6 regiones dentro de nuestra iglesia:
Región Sud con Buenos Aires, Buenos Aires Sud, Bahía Blanca y Río
Negro;
Región Entre Ríos con Crespo, Ramírez, Lucas González, Paraná, San
Antonio, Viale y General Alvear.
Región Oeste con Chaco, Córdoba, Esperanza, Humboldt, Mendoza y
Rosario;
Región Norte com Alto Uruguay, Eldorado, Misiones Centro, Misiones
Sud, Monte Carlo, Puerto Esperanza;
Región Norte Paraguay con Alto Paraná, Asunción, Katueté,
Independencia, Mnaracayí y Santa Rosa;
Región Este con Montevideo, Nueva Helvecia y Paysandú.
Normalmente se reunen las regiones anualmente con representantes
de las congregaciones; estas conferencias eligen también su pastor
regional.
La autoridad máxima de la iglesia tiene la Asamablea General. Para
cada pastor, la congregación puede enviar a esta asamblea 2
delegados. Los pastores participan ex oficio en estas asambleas.
Con la ASAMBLEA GENERAL es juntada una CONFERENCIA SINODAL que
decide sobre cosas espirituales.
Además se realiza separadamente una Conferencia de los pastores y
de los delegados.
La Asamablea General y la Conferencia Sinodal se realiza cada 3
años, las últimas en el año pasado en Asunción/Paraguay.
En el tiempo entre las asambleas dirige la iglesia la JUNTA
DIRECTIVA con su presidente que es actualmente pastor Rodolfo
Reinich.
La Junta Directiva es elegida por la asamblea general para 6 años
y comprende el presidente y el vicepresidente y seis vocales. La
mitad de la Junta deben ser laícos, y por los menos deben ser 3
pastores.
Lo que son las responsabilidades y tareas de la Junta Directiva
hallamos en los Estatutos y en el Régimen Eclesiástico.
Una buena organización de la iglesia es muy importante, pero más
importante es que MIEMBROS que escuchan la voz de su Señor y le
obedecen y que son listos ver y practicar tareas en la iglesia y
eventualmente con otras iglesias.
Podemos hablar en el diálogo por las próximas preguntas:
1. ¿Qué diferencia existe entre un CLUB y una IGLESIA?
2. ¿Qué convierte una sociedad en una congregación cristiana?
3. ¿En qué podemos reconocer que nuestra iglesia es una iglesia
verdadera¿
4. ¿Qué aún nos falta para ser una iglesia verdadera?
5. ¿En qué podemos participar nosotros, jóvenes, en el proceso de
ser una iglesia veradera?

Carlos Schwittay

Vortrag bei einem Kurs für Jugendliche in Crespo vom 24. - 26. 7.
1981.