Begrüßung v. Erzbischof Dr. Tortolo aus Paraná
Begrüßung 059
Lugar/Ort:Aldea Protestante
Fecha/Datum:1966
Resumen/Skopus: Besuch des kath. Erzbischofs aus Anlaß der Vollendung eines Bauabschnitt der neuen Kirche in Aldea Protetsante am 10..7.1966


Begrüßung des Erzbischofs.

Excelentisimo arzobispo, monseñor Dr. Tortolo, señoras y señores,
queridos hermanos y hermanas:
Como cristianos, como congregaciones cristianas y como iglesias,
hemos aprendido que no podemos vivir en un aislamiento cristiano.
Hemos aprendido que somos solamente una parte de los muchos que
creen en Jesucristo.
Por eso, tomamos parte en los acontecimientos de la cristiandad
fuera de nuestra congregación, fuera de nuestra Iglesia Evangélica
del Río de la Plata.
Y en los últomos años en la Iglesia Católica Romana acontecieron
también cosas muy grandes.
Empezó con el Papa Juan XXIII, una persona bendita, alcanzó su
altura en el Segundo Concilio Vaticano y será proseguido por Paulo
VI.
La significación completa se conocerá en algunos años, pero hoy ya
como cristianos evangélicos debemos decir:
En los últimos años, Jesucristo, en la potestad del Espíritu
Santo, ha obrado con fuerza grande en la Iglesia Católica Romana.
Nosotros nos alegramos sobre esta realidad y oramos a Jesucristo
para que dé también a la cristiandad evangélica una renovación que
necesitamos.
Un fin de los muchos del Concilio fue, preparar los primeros pasos
a la UNIDAD de los cristianos. Este fin, este término, es el mismo
como el del Consejo Mundial de las Iglesias Cristianas.
Hay muchas dificultades que debemos vencer hasta este fin. Yo,
personalmente, aún no veo este fin, la unidad de los cristianos,
en una IGLESIA, pero, sé que Jesucristo tiene en sus manos este
fin, esta unidad.
Para nosotros es importante, andar los primeros pasos.
No he olvidado la palabra que su excelencia me ha dicho el domingo
pasado:
"Queremos cantar a la gloria de Dios, si también aún en voces
diferentes."
La conformidad con esta palabra y la realización de ésta por
miembros de la Iglesia Católica Romana y por miembros de la
Iglesia Evangélica ya son primeros pasos a la unidad, también el
encuentro de hoy.
Al fin no quiero olvidar a agradecer al excelentísimo monseñor Dr.
Tortolo para la aceptación de nuestra invitación y para su venir.
La presencia de estas muchas personas muestra la significación
importante de este encuentro.
Ahora canta el coro y después hablará su excelencia, el arzobispo
de Paraná, monseñor Dr. Tortolo.

Palabras después de la conferencia:
Excelentisimo monseñor Dr. Tortolo, señoras y señores míos.
queridos hermanos y hermanas:
Hemos escuchado atentamente las palabras de su excelencia.
Claramente hay aún muchas preguntas y muchos problemas abiertos,
pero no queremos dialogar, sino queríamos escuchar solamente las
palabras de un dignatario de la Iglesia Católica Romana sobre los
problemas de hoy que son normalmente siempre problemas de la
unidad de la cristiandad y de la UNA IGLESIA CRISTIANA.
En mi lugar, el vicepresidente de nuestra Iglesia Evangélica,
Profesor Dr. Heldt, de la Facultad Luterana en Buenos Aires,
quería saludar a su excelencia y a todos los participantes.
Lamentablemente en el viaje de Buenos Aires hasta allí había
dificultades con su auto, por eso no puede estar entre nosotros.
Al fin, en el nombre de nuestra congregación, en el nombre de
todos los participantes y en mi propio quisiera decir a su
excelencia: Muchas gracias para su presencia y para su palabra.
Deseo, espero y creo que en el fin del mundo, los creyentes
católicos y evangélicos cantan a la gloria de Dios en UNA ÚNICA
VOZ.

Carlos Schwittay

Besuch des kath. Erzbischofs von Paraná, Dr. Tortolo, aus Anlaß
der Vollendung eines Bauabschnitts unserer neuen Kirche in Aldea
Protestante am 10.7.1966.